¿Se podrá viajar? ¿Qué localidades estarán habilitadas? ¿Qué protocolos se deberán cumplir? Son algunas de las preguntas que se plantean a 120 días del inicio de la época estival.

A cuatro meses del inicio de la temporada de verano, en la provincia de Buenos Aires comenzaron los primeros cruces entre funcionarios e intendentes de localidades de la Costa. Sin certezas sobre cómo continuarán las restricciones por el coronavirus, se armó el debate sobre cómo se desarrollaría la actividad turística en la época estival.

El primero que salió a dar su postura fue el ministro de Salud de la provincia de Buenos Aires, Daniel Gollán. En declaraciones periodísticas el funcionario del gobierno de Axel Kicillof señaló: “Hay una confusión y es que se plantea que vamos a estar en la normalidad previa a la cuarentena, pero la cuarentena existe mientras haya algún tipo de restricción a la movilidad. Si me dice que va a haber una temporada normal, yo lo pongo en duda”.

En ese sentido, agregó: “Con protocolos uno puede pensar muchas cosas, pero no es normalidad. Si usted me dice ´¿se puede pensar en una temporada restringida?´, se puede pensar. Ahora, nadie en el mundo puede asegurar qué tipo de restricciones, cuántas, cómo, salvo que haya vacunas. Si hay vacunas se termina todo esto y se puede volver a la normalidad”, destacó el funcionario bonaerense, que advirtió que mientras haya movilidad “el virus se va a seguir reproduciendo”.

Pinamar

Tras los dichos de Gollán, quien recogió el guante fue el intendente del partido bonaerense de Pinamar, Martín Yeza. “No todo lo que dicen los funcionarios es representativo de lo que piensa el gobernador. Venimos trabajando con (el ministro de Producción, Ciencia e Innovación Tecnológica provincial, Augusto) Costa y (el de Turismo y Deportes nacional, Matías) Lammens”, sostuvo el jefe comunal.

“Sí va a haber temporada de verano, con total seguridad. De mínima que puedan venir los propietarios, se puede analizar el tema de los tiempos. Estamos trabajando junto a Nación y Provincia para que haya temporada”, insistió el intendente del partido costero.

“Entendemos que el turismo es la última de las prioridades en las aperturas, pero cuando se hacen este tipo de declaraciones (las de Gollán), detrás del nombre Pinamar hay muchísimos empleos vinculados al turismo, gente que se puede angustiar muchísimo con estas declaraciones”. Sin embargo, reconoció que en 2021 “no va a haber una temporada como el verano pasado” y contó que desde la Municipalidad de Pinamar están “trabajando para tener una serie de propuestas y alternativas, fundamentalmente al aire libre y en espacios amplios, para que la gente pueda disfrutar” pese a la pandemia de coronavirus.