Fue en Villa Constitución. Por el momento no hay pedido de captura, pero los investigadores sospechan que se reunió al menos una vez con Alejandro Torrisi, un expolicía imputado de brindar protección a casinos ilegales.

La Justicia ordenó el allanamiento de la casa del jefe de la Dirección Operativa de la Regional II de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) de Rosario, Alejandro Ramus. Lo hizo en el marco de la investigación por juego clandestino en la que ya está imputado y con prisión preventiva expolicía Alejandro “Pipi” Torrisi.

El procedimiento se realizó en Lisandro de la Torre al 1200, en la ciudad de Villa Constitución, y fue llevado adelante por personal de la Agencia de Control Policial con el apoyo de la Tropa de Operaciones Especiales.

Según trascendió, no había pedido de captura para Ramus, pero los investigadores se llevaron de su casa pruebas que podrían ser importantes para la causa judicial.

Fuentes cercanas a la investigación indicaron que el allanamiento en la casa de Ramus es parte de una investigación sobre sectores policiales conectados al juego clandestino del modo en que lo estuvo Torrisi.

En la audiencia de hace quince días donde Torrisi fue imputado de brindar protección a casinos clandestinos, los fiscales Luis Schiappa Pietra y Matías Edery señalaron que el policía fue seguido ingresando a la Jefatura de Policía después de un llamado telefónico en el que decía que “se iba a encontrar con el 2”.

Los acusadores sostuvieron en aquella audiencia que esa entrada a la Jefatura tendría que ver con un encuentro con alto funcionario policial. Ahora, en base a los elementos recolectados en la causa, ese alto jefe policial sería Ramus.