Las autoridades locales están realizando los trámites para liberarlos del depósito fiscal del aeropuerto. Otros 18 llegarán próximamente.

Apenas pasadas las 20.30 del viernes pasado, en un vuelo privado directo desde Barcelona, arribaron a la ciudad los primeros 32 respiradores donados por la Fundación Messi a la Municipalidad. Este envío se complementará con otros 18 aparatos de similares características que están prometidos y llegarán en los próximos días. Este gesto solidario que lleva adelante el capitán del seleccionado argentino y del Barcelona representa un muy importante aporte para la lucha contra el coronavirus. Según las autoridades sanitarias rosarinas, todos estas máquinas serán destinadas al sistema de salud local.

El cargamento se encuentra en el depósito fiscal del Aeropuerto Internacional Rosario (AIR), y se están cumpliendo los trámites de liberación correspondientes para poder comenzar a utilizar los respiradores. De acuerdo a lo deslizado por allegados a la fundación, hoy podría ser un día clave para acelerar estos pasos formales.

En ese marco, trascendió que el cargamento total, con los 50 respiradores, no entraba en el sector de cargas del avión privado utilizado, y por eso se decidió separar los envíos en dos tandas, mientras se sigue adelante en Rosario con los trámites.

En este caso, la Fundación Messi impulsó esta movida solidaria junto con el Instituto de Investigación Germans Trias y Pujol (IGTP), un centro público de investigación situado en Badalona, que colaboró con la llegada de los respiradores a Rosario.

Los 32 respiradores que arribaron a Rosario fueron recibidos por un operativo conjunto de las áreas de operaciones y de comercio de la estación aérea local, y autoridades de la Aduana.

Esta carga que promovió la Pulga, llega justo en un momento de gran cantidad de contagios en Rosario, la región y en muchos sectores de la provincia. En ese escenario, la conducta Messi multiplica su valor simbólico.

Su conducta repercutió en todo el mundo a través de la complicidad de los medios de comunicación y de las redes sociales que pusieron el acento en el gesto del jugador de Barcelona.

Vale recordar que no es la primera vez que el crack rosarino realiza una acción solidaria de este tipo para colaborar con su país, y con su ciudad, en el marco de la emergencia sanitaria que se atraviesa por la pandemia del coronavirus.

A principios del mes de mayo, Leo realizó una importante donación al Hospital Garrahan de Buenos Aires, que decidió compartirla con otros centros de salud del país, entre ellos el Hospital Provincial del Centenario de Rosario (ver aparte).

Requisitos formales

La intención de las autoridades sanitarias de Rosario es tratar de liberar lo antes posible este cargamento de respiradores. Pero, teniendo en cuenta que son aparatos que provienen de otro país, primero deben cumplir una serie de requisitos formales para poder ser usados en las instituciones sanitarias.

Según confiaron desde la Secretaría de Salud de la Municipalidad de Rosario, recién después de tener a disposición estas máquinas, se realizará el listado de efectores locales donde serán derivados estos aparatos.

Desde todos los sectores de la política local coinciden en elogiar el gesto de Messi y de la fundación hacia la ciudad de Rosario.

En ese sentido, el foco de atención periodística sobre esta situación se centrará en saber si las autoridades locales lograrán liberar esa carga en la jornada de hoy.

Antecedentes solidarios en medio de la pandemia

El crack rosarino Lionel Messi tuvo gestos similares durante esta etapa de pandemia. En mayo donó medio millón de euros a la Fundación Garrahan, para la lucha contra el coronavirus. Parte de la donación del futbolista surgido en Newell’s fue destinado al Hospital Centenario de Rosario, que así sumó nuevo equipamiento.

Aquel aporte también se vehiculizó a través de la Fundación Messi y fue producto de la campaña “Juntos por la Salud Argentina”, que tuvo como objetivo la compra de insumos y equipamientos para el tratamiento de la enfermedad.

Con aquella ayuda del capitán del seleccionado argentino, la Fundación Garrahan realizó inversiones en distintas instituciones de salud del país. Entre los beneficiados estuvieron el Hospital Provincial del Centenario (4 respiradores de traslado, 2 monitores multiparamétricos y 10 bombas de infusión) y el Hospital José María Cullen de Santa Fe (4 respiradores de traslado, 2 monitores multiparamétricos y 10 bombas de infusión).