Las autoridades de Salud locales informaron 4.376 contagios y 292 nuevos decesos en las últimas 24 horas, en medio de crecientes críticas contra el Gobierno, quien insiste en estar procediendo “con profesionalismo y responsabilidad”.

Las autoridades de Salud de México informaron de 4.376 contagios y 292 nuevos decesos por coronavirus en las últimas 24 horas, para un acumulado de 52.298 fallecimientos y 480.278 casos desde el inicio de la pandemia, el 28 de febrero, en medio de crecientes críticas contra el Gobierno del presidente Andrés López Obrador, quien insiste en estar procediendo “con profesionalismo y responsabilidad”.

El aumento de muertos representó un 0,55% respecto del día anterior, mientras que los contagios crecieron también un 0,91%.

En conferencia de prensa, el titular de Promoción de la Salud de México, Ricardo Cortés Alcalá, indicó que hasta el momento han sido estudiadas 1.091.695 personas de las cuales 322.465 se recuperaron.

El funcionario agregó que hay 84.506 casos sospechosos en espera de resultados clínicos y del total de personas sometidas a estudios, hasta ahora 526.911 arrojaron un resultado negativo.

“Estamos ya en una disminución importante en la velocidad de la presentación de los casos activos”, confió Cortés Alcalá, quien refirió que se han habilitado hasta 41.353 camas, 30.998 generales y 10.355 de terapia intensiva.

Apuntó que se registra una ocupación de 12.547 de camas generales con 18.451 disponibles y 3.708 de terapia intensiva y 6.647 habilitadas.

La Ciudad de México, el Estado de México, Veracruz, Puebla y Baja California son las que presentaron el mayor número de defunciones y que en conjunto representan poco más del 47% de todas las del país, reseñaron medios locales y la agencia de noticias EFE.

México es el tercer país en el mundo por número global de fallecimientos detrás de Estados Unidos y Brasil y el sexto del mundo con más casos confirmados después de Estados Unidos, Brasil, India, Rusia y Sudáfrica.

El país cumple su décima semana de la llamada “nueva normalidad”, que opera con base en un semáforo epidemiológico de cuatro colores que regula la apertura de actividades económicas y sociales.

Esta semana, 16 de los 32 entidades mexicanas permanecen en rojo, el nivel de riesgo epidémico máximo, mientras que los otros 16 están en naranja, considerado de riesgo alto.

Hasta ahora ningún estado fue declarado en semáforo amarillo (riesgo medio) ni en color verde (riesgo bajo).

El semáforo naranja permite la apertura de parques públicos, comercios, restaurantes y cafeterías con un máximo de 30% de ocupación, en tanto el Gobierno pide aplicar medidas de prevención e higiene como el uso de tapabocas, lavado de manos y la sana distancia.

Todo esto, en medio de críticas hacia la gestión de la pandemia que enfrenta el mandatario López Obrador, quien ayer, luego de protestas por parte de un grupo de manifestantes que lo tildan de “chavista y comunista” y reclaman su renuncia, respondió que está trabajando con “profesionalismo y responsabilidad”.