Más de 40 fiestas clandestinas y reuniones sociales fueron denunciadas este fin de semana en la provincia de Entre Ríos, una de ellas con más 100 participantes, violando el decreto presidencial que las prohíbe para evitar contagios por coronavirus, informó hoy la policía de la provincia.

“Fue un desastre”, sentenció el intendente de Concordia, Alfredo Francolini, donde se realizaron más de 40 fiestas.

En declaraciones a FM Corazón, el intendente continuó: “Entre viernes y sábado se habrán suspendido 40 minifiestas o fiestas, de acuerdo a la cantidad que había; la más chica habrá tenido 15 personas. Fueron 40 reuniones sociales en distintos lugares, con música alta, que los vecinos las denunciaban y obviamente nosotros estábamos atrás permanentemente para cancelarlas con el apoyo de la Policía de Entre Ríos”.

“Si tuviéramos circulación (del virus) con la cantidad de reuniones que suspendemos permanentemente, no sé qué pasaría”, remarcó el intendente y detalló que también tuvieron que intervenir en numerosos campeonatos de fútbol barriales.

Además de lo ocurrido en Concordia, la policía provincial tuvo que actuar ante una fiesta de más de 30 personas en una vivienda en Paraná; un evento de unos 100 participantes en Villaguay, y fiestas clandestinas en las localidades de Viale y Diamante.

En Villaguay, en el centro de la provincia, personal policial de la departamental recibió una denuncia y se trasladó a una vivienda sobre calle Solís, a unas 15 cuadras de la Municipalidad y la plaza principal.

Allí se presentó un joven de 19 años que aseguró haber organizado el evento, donde hallaron bebidas alcohólicas y a más de 100 personas, por lo que se labró un acta de infracción y se inició una causa en la Justicia Federal.

En tanto, vecinos de Paraná, la capital provincial, denunciaron que en una vivienda del barrio Maccarone se desarrollaba una fiesta con música a alto volumen.

Al arribar al lugar, la propietaria del lugar aseguró haber organizado la fiesta en la que se encontraban más de 30 personas, por lo que personal de la comisaría Octava realizó el acta de infracción al decreto nacional.

Finalmente, en Diamante se denunciaron dos reuniones sociales; una organizada por una mujer de 44 años en su casa en el barrio 54 viviendas; y otra sobre calle Serrano, donde habían acudido numerosos jóvenes.