Un inspector del organismo tuvo síntomas de la enfermedad y anoche se confirmó el cuadro. Hace diez días está aislado en su domicilio.

La Administración Provincial de Impuestos (API) en Rosario permanecerá cerrada al menos hoy al confirmarse que uno de sus empleados dio positivo de coronavirus. Se trata de un inspector que permanece aislado en su domicilio y siguiendo los protocolos sanitarios en vigencia. Por lo tanto no habrá atención al público.

Martín Avalos, director de la API, consignó que el empleado presentó síntomas de la enfermedad “hace diez días” y desde entonces tanto esa persona como su grupo de trabjo permanecen en sus casas “por precaución”.

En declaraciones, el funcionario señaló que el inspector “al sufrir los síntomas siguió todos los protocolos, llamó a la línea 0800 de la provincia y se hizo el hisopado el viernes pasado. Y anoche nos confirmaron que era positivo”.

“Este es el único caso en el que tuvimos que aplicar el protocolo preventivo. Es el primero en el organismo”, agregó.

Avalos confirmó que la delegación local de API permanecerá cerrada hoy y no habrá atención al público. “Se seguirán las indicaciones del Ministerio de Salud. Se desinfectará todo el edificio. Una vez concluida esta tarea y sin que aparezca ninguna persona con síntomas o que haya estado en contacto con esta persona, API reabrirá el miércoles o el jueves. Eso se resolverá durante las próximas horas”, subrayó.

“Es importante transmitir a la población la tranquilidad de que nuestro empleado y todo su grupo de inspectores están aislados hace diez días, no han concurrido al edificio. Esta es una situación especial y se pueden correr los mismos riesgos que cualquier persona en cualquier ámbito, cuando está en la calle o va al supermercado. En la API impusimos un sistema de barreras y todas las medidas de limpieza y control de distanciamiento para la atención al público”, concluyó.