Para evitar que se quede desierta, la pequeña Isla de Rùm , en Escocia, puso a la venta cuatro ‘eco-viviendas’ a precios de remate. Por 450 libras al mes (cerca de 13 mil pesos), los interesados solo tienen que llenar una solicitud para ser parte de la única aldea de la isla, considerada un destino de vacaciones para aventureros que disfrutan de la naturaleza, con un paisaje único de mar, montañas y castillos escoceses. 

En la isla hay más animales que personas porque son cada vez más los que se mudan al interior de Escocia. Actualmente quedan solamente 32 habitantes. Su fauna consiste de venados rojos, cabras y ganados, incluyendo las famosas vacas de las tierras altas, mejor conocidas como vacas peludas.

La única forma de llegar ahí es por un ferry que conecta con otras islas vecinas del archipiélago. La iniciativa busca atraer aficionados de los grandes paisajes, que estén acostumbrados a los climas húmedos y fríos, y que prefieran estar lejos de la industria y el ruido de la civilización.

Las ‘eco-viviendas’ son residencias equipadas con un sistema hidráulico para generar energía y también hay un sistema de compostaje para el desperdicio. El proyecto, promovido por el gobierno de Escocia, se está llevando a cabo en las afueras de Kinloch -el único asentamiento urbano de la isla-, lugar que ofrece hermosas postales de las montañas Rum Cuillin. La construcción de las viviendas estará finalizada en dos meses y el alquiler es de solo 497 euros al mes.

Desde la isla también informan que actualmente hay oportunidades laborales en el cuidado de niños, en la producción de alimentos, en el mantenimiento de casa, en la piscicultura y en el turismo.

La pandemia de Covid-19 puso un freno en la construcción de las casas, pero se espera que para septiembre ya estén listas para ser habitadas.

La gente interesada en una nueva vida de paz y serenidad en una zona de Escocia famosa por la destilación de whisky pueden llenar su solicitud a través de este enlace . El plazo vence el 28 de agosto.