Fue imputado por delitos de cohecho, incumplimiento de los deberes de funcionario público, entre otros delitos. El ex fiscal negó haberse reunido con el empresario Leonardo Peiti.

El ex fiscal Regional de la Segunda Circunscripción, Patricio Serjal, llegó este martes cerca de las 14.30 al Centro de Justicia Penal junto a sus abogados para someterse a la audiciencia imputativa. Durante la audiencia, los fiscales que llevan adelante la causa contra el ex jefe de fiscales pidieron la prisión preventiva sin plazo.

Al comienzo de la audiencia, el fiscal Matías Edery imputó a Serjal por transmisión de datos reservados, incumplimiento de los deberes de funcionario público, cohecho pasivos y peculado de servicios.

Edery acusó a Patricio Serjal de utilizar fondos públicos para viajar a Buenos Aires con el objetivo de reunirse con Leonardo Peiti. Según detalló Edery, el viaje fue realizado con fines recreativos el pasado 13 y 14 de noviembre, en días laborales, en un auto oficial con chófer y con rendición de gastos.

El fiscal afirmó que luego de la balacera realizada contra el edificio donde vivía Peiti en Servando Bayo al 1000, Serjal le pidió al Fiscal de Flagrancia que no avance en la investigación y que no hable con el empresario debido a que él ya se había comunicado.

«Una cama», la defensa de Serjal

Tras la imputación, Serjal pidió la palabra, se declaró inocente, despegándose de Ponce Asahad y Ugolini, y sugirió que la acusación podría tratarse de «una cama». El ex Jefe de los Fiscales de Rosario negó haber mantenido un encuentro con Peiti en Buenos Aires, aunque no descartó que se haya hospedado en el mismo hotel.

«Estuve alojado en el hotel. Cené con una persona con la que quería cerrar un convenio para investigar delitos informáticos y fraude de los cajeros. A eso fui a Buenos Aires”, comentó y agregó: «Todo el mundo sabía que me alojaba en ese hotel, nunca lo oculté».

«Eso fue el 14 de noviembre. El 18 de noviembre, el doctor Baclini me dice que tenía que renunciar por la nueva conducción política. Me dijo: «Tenés un problema ético con una causa de autos». Después explotó una campaña mediática. ¿Fue casualidad que estuviera Peiti ahí o me hicieron una cama de verdad? Esto siguió hasta ahora que me volvió a llamar Baclini. Le dije: «Jorge, mi teléfono y mi casa están a disposición»», comentó.

Serjal explicó que nunca tuvo a cargo causas de Peiti. “Me vinculan con que tengo que ver con una organización criminal. Yo como fiscal regional no tenía implicancia en esa causa. Siempre les dije a mis fiscales que no quería saber ni nombres ni domicilios. No es mi función inmiscuirme en las causas», aseveró.

«Se dijo que hice pactos por dinero. Pero el dinero del que hablan, ¿dónde está? Mi familia vive con mi sueldo y lo que ahorramos. Llamamos para rescindir el contrato de alquiler. Mi señora y mis hijas se han ido a la casa de sus padres porque en este momento me encuentro desempleado. Ni siquiera puedo cumplir con mis obligaciones. Allanaron mi casa y la de mi madre. ¿Y dónde está el dinero?«, se preguntó el ex fiscal.

«Se habla, pero en modo alguno están pudiendo probar los hechos que endilgan. Esto es una locura. Quiero transmitir señoría que yo estuve siempre a disposición del proceso. Me podría haber ido, y no me fui. Si tuviera el dinero que dicen cuando Ponce quedó preso me habría ido. Sin embargo, estoy acá frente a ustedes. Lo que hacen los fiscales está muy bien, pero no se compadece con la realidad», alegó para evitar la prisión preventiva.

Tras un cuarto intermedio de varios minutos, los fiscales Matías Edery, Gisela Paolicelli, Luis Schiappa Pietra y María Eugenia Iribarren sostuvieron que Serjal participó de la misma empresa criminal que la semana pasada implicó que el fiscal Gustavo Ponce Asahad, considerado su mano derecha, quedara preso.

La fiscal Gisela Paolicelli aseguró que el Serjal “tenía un claro y directo interés en las causas de juego clandestino que involucraban a Peiti” y ratificó el pedido de prisión preventiva efectiva sin plazo.

Nada de esto tiene sentido sin la conducción del negocio criminal de parte del Dr. Serjal. Ni Ponce Asahad ni Ugolini se iban a inmiscuir en investigaciones si no tenían el apoyo de quien tenia a su cargo el manejo de las causas”, agregó Schiappa Pietra.

“Se equivoca Serjal cuando dice que no tiene nada que ver con las causas. Todo tiene que ver con la organización de la Fiscalía y con que determinadas causas caigan en Ponce”, argumentó Schiappa Pietra.

“No tuvo ninguna licencia para justiciar su viaje en el que claramente se usaron fondos oficiales. Hubo varios homicidios en el mes de noviembre pasado, cuando se fue según su acompañante a “cortar la semana” a Buenos Aires”, dijo Schiappa Pietra.

Para describir el rol de Serjal en la causa, la fiscal Gisela Paolicelli contó una anécdota que tuvo lugar durante el allanamiento de Ponce Asahad realizado por TOE. “¿Por qué no va a allanar a Serjal”, se había preguntado Ponce en ese momento.

Por su parte, la fiscal María Eugenia Iribarren resaltó que «estos hechos de corrupción son un daño a la fe pública inconmensurable (en referencia a las acusaciones contra Serjal y Ponce Asahad)».