“Si no dejan la casa, matamos a uno”. Un vecino de barrio Cinco Esquinas fue amenazado para que dejara la vivienda que alquila. Le dispararon unas cinco veces contra la fachada.

Los tiroteos contra casas son una modalidad ya instalada en Rosario. A veces son bandas narco que reclaman el inmueble para sus negocios, otras, extorsiones para conseguir dinero. Este martes, un vecino de barrio Cinco Esquinas fue víctima de una de esas balaceras. Le dispararon unas cinco veces contra la fachada del domicilio que alquila para que la abandone.

“Si no dejan la casa, la próxima matamos a uno”, lee la nota que le dejaron a Juan Carlos este martes cerca de las 15. Antes, según contó a la Policía, había escuchado unos fuertes ruidos en la calle, como si golpearan la puerta con violencia. Eran balas.

Cuando salió a la vereda contó cinco agujeros en la fachada y encontró la nota. Sus vecinos no habrían visto nada, pero en la zona hay cámaras de seguridad que podrían ayudar a identificar a los agresores.

Juan Carlos señaló que hace un año y medio que vive en esa casa y que no tiene idea quién podría querer echarlo a él y a su familia.