La abuela de la esposa del presidente de Brasil falleció en un hospital público. Estaba internada desde el 1 de julio. Tenía 81.

Un miembro de la familia del presidente Jair Bolsonaro murió víctima de coronavirus. Se trata de Maria Aparecida Firmo Ferreira, abuela de la esposa del mandatario brasileño, quien se encontraba hospitalizada desde el pasado 1 de julio. Tenía 81 años y permanecía internada en el Hospital Regional de Ceilandia, vecina a Brasilia.

La capacidad pulmonar de Firmo Ferreira se había reducido en los últimos días al 78%, motivo por el cual había sido intubada hace unas dos semanas. “Dios se quiso llevar a mi madrecita. No lo puedo creer. Luchó tanto, con tanta fuerza, pero no resistió”, dijo a los periodistas Maria de Fátima Ferreira, hija de la víctima y una de las tías de Michelle Bolsonaro.

La primera dama brasileña está aislada luego de que se le confirmara COVID-19 el pasado 31 de julio. Fue días después de que Bolsonaro fuera dado de alta de la misma enfermedad a la que el presidente calificó como “gripecita”.

“Presenta un buen estado de salud y seguirá todos los protocolos establecidos, acompañada por el equipo médico de la Presidencia”, según una nota divulgada por el Gobierno.

IMAGEN DE ARCHIVO. El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, conversa con su esposa Michelle Bolsonaro durante una ceremonia en el Palacio Planalto, en Brasilia, en marzo pasado, cuando la pandemia todavía no golpeaba a la sociedad brasileña (Reuters)
IMAGEN DE ARCHIVO. El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, conversa con su esposa Michelle Bolsonaro durante una ceremonia en el Palacio Planalto, en Brasilia, en marzo pasado, cuando la pandemia todavía no golpeaba a la sociedad brasileña (Reuters)
El coronavirus en Brasil

Brasil superó el sábado pasado la barrera de las 100.000 muertes por coronavirus, casi cinco meses después de la confirmación de la primera víctima mortal en el país, según datos oficiales divulgados por las Secretarías regionales de Salud. Hasta este miércoles se sumaban 103.026 decesos por la enfermedad. En tanto, el número de contagios superó ya los 3 millones: 3.109.630 nuevos casos. Es el segundo país más afectado del mundo después de Estados Unidos.

El 26 de febrero el Ministerio de Salud confirmó el primer caso del nuevo coronavirus en un brasileño de 61 años, residente en Sao Paulo, la más poblada de Brasil con unos 12 millones de habitantes. El 17 de marzo, 20 días después, las autoridades sanitarias confirmaron la muerte de un hombre de 62 años en la misma ciudad.

Entonces, Bolsonaro minimizó los efectos del virus y en un pronunciamiento a la nación dijo que, por su “histórico de atleta, en caso de ser contaminado no necesitaría preocuparme, no sentiría nada, a lo sumo una gripecita o un resfriadito”.