El fiscal general de Santa Fe nombró al frente de la Segunda Circunscripción a María Eugenia Iribarren, una de las acusadoras del detenido ex fiscal regional.

El fiscal general de Santa Fe, Jorge Baclini, designó este jueves de forma interina a María Eugenia Iribarren en el cargo de fiscal regional de Rosario que ocupaba el desplazado y detenido Patricio Serjal.

El nombramiento de Iribarren es “por el término de tres meses” y con el “título de reemplazante” en la Segunda Circunscripción del Ministerio Público de la Acusación (MPA).

La resolución 286/2020 firmada por el fiscal general este jueves llena el espacio vacante que quedó tras el escándalo por el cobro de coimas que implicó primero al fiscal Gustavo Ponce Asahad y después a Serjal, jefe regional.

Serjal quedó detenido el martes después de la audiencia imputativa, con prisión preventiva por 90 días en el marco de la causa que investiga presunta protección a una red de juego clandestino a cambio de coimas.

Los fiscales del MPA, entre ellos la propia Iribarren, le imputaron los delitos de cohecho, peculado y transmisión de datos reservados. 

Iribarren es la jefa de la Agencia de Criminalidad Organizada y Delitos Complejos. Fue entrevista por Baclini en los últimos días, al igual que otras candidatas. El fiscal general había anticipado que quería una mujer para el puesto.

La designada fue diez años fiscal de primera instancia en el viejo sistema penal, diez años fiscal de Cámara y hasta ahora era jefa de la Agencia de Criminalidad Organizada. Intervino como fiscal en el juicio contra Los monos y el Triple crimen de Villa Moreno, entre otros destacados.