La legisladora detalló que en la provincia funcionan 450 instituciones de este tipo, y muy pocas accedieron al Programa de Asistencia Económica de Emergencia. Del sector dependen unos 1.300 empleos directos.

La diputada provincial de la Unión Cívica Radical (UCR – FPCyS), Silvana Di Stefano ingresará un proyecto pidiendo detalles acerca de la ayuda otorgada a los jardines maternales de nuestra provincia. Muchos de ellos se vieron seriamente afectados por el aislamiento social, preventivo y obligatorio en torno al Covid-19 y su continuidad está en duda. “Es necesario paliar la difícil situación que atraviesan los 450 jardines maternales que existen en la provincia de Santa Fe.”

En la Cámara ya se encuentran proyectos para asistir al sector, ingresados por los diputados Blanco y Bermudez del Frente Progresista. La legisladora solicita al Ejecutivo información en relación al Programa de Asistencia Económica de Emergencia, ya que, según alertó, muy pocas entidades accedieron a ese beneficio.

En ese sentido, va a demandar que se brinden detalles sobre la nómina de jardines que solicitaron el apoyo, una lista de quienes accedieron, y el porcentaje de inscriptos en el programa que efectivamente han percibido el pago de la mencionada asistencia.

“Es de vital importancia tomar medidas para evitar el cierre de estos establecimientos, defender las fuentes de trabajo y procurar la continuidad, no solo pedagógica, sino también de los beneficios que brinda la educación inicial en el proceso de socialización y desarrollo integral de niños y niñas en un marco de enseñanza institucionalizada”, propuso Di Stefano.

En la actualidad, en Santa Fe funcionan 450 instituciones como jardines de infantes particulares, entre los cuales se estima, trabajan de manera directa unas 1.300 personas, por lo que “es fundamental conocer el porcentaje de los que accedieron efectivamente a los beneficios otorgados”.

“La suspensión de clases presenciales en todos los niveles desde mediados de marzo ha perjudicado especialmente a quienes desarrollan estas actividades, ya que sus establecimientos se financian solo con las cuotas mensuales, que debido a las dificultades económicas, han disminuido en un alto porcentaje”, reseñó.

Muy pocos acceden

Di Stefano contó también que según el relevamiento realizado, en Santa Fe han cerrado sus puertas alrededor de 16 establecimientos, cifra que podría incrementarse si se posterga el regreso a clases presenciales.

Igualmente, recordó que en la provincia está vigente el “Programa de Asistencia Económica de Emergencia” vinculado a las actividades y servicios afectados, que establece a las personas titulares de jardines maternales como beneficiarios de dicha asistencia económica con carácter de aporte no reintegrable.

“Sin embargo –lamentó-, según referentes del sector, un gran porcentaje de instituciones tuvo dificultades para acceder, tanto a la asistencia otorgada por el estado provincial, como a los beneficios que brinda el programa nacional de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP)”.

La Diputada contó que durante el mes de abril se vieron beneficiados por el programa de ATP solo 60 jardines maternales: 45 en Rosario y 15 en el resto de la provincia. En tanto, en mayo, el número de beneficiarios disminuyó y recibieron el ATP solo 31 jardines (23 en Rosario y 8 en el resto de la provincia).

El proyecto de la legisladora del bloque presidido por Maximiliano Pullaro lleva también la firma de sus pares, Georgina Orciani, Fabián Bastía, y Fabián Palo Oliver.-