Se trata de camisolines, barbijos quirúrgicos y N95, guantes, overoles, lentes de protección ocular y termómetros.

Ante el incremento de casos de Coronavirus en el territorio provincial, desde el Ministerio de Salud se continúa reforzando la seguridad de los trabajadores. Es por ello que se adquirieron insumos de protección personal con el fin de evitar desabastecimiento.
“Son elementos fundamentales en esta coyuntura de ascenso de casos y aumento de la demanda de atención”, explicó la ministra de Salud, Sonia Martorano, y especificó: “Se trata de camisolines, barbijos quirúrgicos y N95 (para uso en casos graves), guantes, overoles, lentes de protección ocular, termómetros, entre otros”.

Para la titular de la cartera sanitaria santafesina se trata de “elementos tan o igual de importantes que la cantidad de camas críticas o camas generales que, como sabemos, ya están aseguradas, pensando en un escenario de brote generalizado que todavía no se produjo”.

“Igualmente –advirtió Martorano– no debemos relajarnos y bajar la guardia. Estamos en un momento crítico, decisivo, y la responsabilidad social e intergeneracional son claves, por eso pedimos a todos respetar las medidas de distanciamiento y aislamiento”.

Ocupación de camas y bioseguridad

Por otra parte, Martorano agregó sobre los elementos de bioseguridad y espacios para internación: “Podemos asegurar que la provincia está preparada, con las camas generales y críticas necesarias; y con los elementos de protección personal para que los trabajadores del sistema de salud puedan realizar su trabajo con todas las garantías, porque son de excelente calidad y hay stock suficiente”.

Asimismo, destacó que “más allá de la cantidad de contagios diarios que continúa en ascenso, la ocupación de las camas en los efectores de la provincia se mantiene estable y es un número muy bajo, teniendo en cuenta que las camas críticas provinciales son más de 900”.

“Esto es muy dinámico y puede agravarse. Es necesario que tengamos compromiso y conciencia social. Hasta que la vacuna no esté disponible, la única prevención es respetar las normas individuales y colectivas que exigen las normativas y decretos nacionales y provinciales”, concluyó la ministra de Salud.