El Ministerio de Salud de la Nación volvió a recordar hoy que el dióxido de cloro no sirve para prevenir el coronavirus y puede provocar graves riesgos para la salud, luego de que un hombre y un niño de cinco años fallecieron en las últimas 48 horas bajo la sospecha de haber ingerido ese compuesto.

“Recordar la importancia de no automedicarse con ninguna medicación, ni siquiera con medicamentos que no están autorizados”, aseguró secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, durante el reporte diario de Covid-19.

Recordó que tanto el Ministerio de Salud como la Anmat vienen alertando sobre los peligros del dióxido de cloro. “No cuenta con estudios que demuestren su eficacia y no posee autorización alguna para su comercialización y uso”, dice el comunicado difundido ayer.

Al conocerse la muerte de un niño de cinco años en Jujuy, la Sociedad Argentina de Pediatría, también emitió un comunicado en el que advierte que la ingesta de este producto “no ha demostrado efectos preventivos ni terapéuticos” y que su utilidad se limita “al uso como desinfectante ambiental en determinadas diluciones pero no debe ser ingerido por el ser humano”.

Durante el reporte de hoy Vizzotti convocó “a todos los actores relevantes para difundir esta información. Es una recomendación habitual pero en este momento donde algunas personas pueden tomar decisiones incorrectas es muy importante ponerlo en valor y volver a recordarlo”.

El tema del dióxido de cloro tomó trascendencia en la última semana luego de que la conductora Viviana Canosa lo bebiera durante su programa. “Oxigena la sangre, viene divino, yo no recomiendo, les muestro lo que hago”, dijo entonces.

Según el comunicado de la SAP, “si se ingiere dióxido de cloro o clorito, podría producirse irritación de la boca, esófago o estómago. Por vía digestiva puede causar importante irritación del tracto gastrointestinal manifestándose con vómitos, dolor abdominal y diarrea. Se ha observado también que disminuye la absorción de calcio y fósforo”.