Entre 300 y 400 personas llegaron hasta la capital provincial desde Santo Tomé. Familiares, allegados, compañeros y colegas. 

En los Tribunales de Santa Fe se desarrolló este sábado la audiencia de prisión preventiva para el policía remisero que asesinó a dos delincuentes el martes por la noche en Sauce Viejo. En el debate, fiscalía recaratuló la causa como homicidio agravado por uso de arma de fuego en abuso de legítima defensa.

Entonces, se acordaron con la defensa medidas alternativas a la prisión preventiva y dispusieron la inmediata libertad.

Como lo contó El Litoral, en un presunto intento de robo este agente forcejeó con los dos pasajeros que llevaba en el remis, alcanzó a tomar su arma reglamentaria y efectuó varios disparos contra los agresores. Uno de ellos murió en el lugar a los pocos minutos, y el otro llegó sin vida cuando era trasladado al Samco de Santo Tomé.

Antes que salga el sol, se formó una caravana de autos en la vecina ciudad que se movilizó hasta la puerta de los tribunales santafesinos para acompañar al oficial.

Familiares, amigos, colegas, compañeros y allegados se agolparon en la Plaza 25 de Mayo pidiendo la liberación del imputado. Serían entre 300 y 400 personas las que participan de la marcha.