El viernes las torres estuvieron afectadas por los gases y tuvieron que activar el procedimiento manual. “La torre de inyección de aire lo que hizo fue tomar el aire con humo e inyectarlo dentro del túnel y la torre más baja de extracción lo sacó”, explicó un ingeniero del área técnica del enlace vial.

El Túnel Subfluvial cuenta con sistemas de ventilación en ambas cabeceras, donde se levantan dos estructuras bien visibles. Una es la que está sobre el ingreso al túnel (que tiene forma de televisor); mientras que a su costado se erige la otra edificación que es más alta y de forma vertical. Ambas construcciones cumplen la función elemental de ventilar el interior del corredor vial.

“El túnel tiene una ventilación de tipo transversal, la inyección se hace perpendicularmente al tránsito, por arriba y los costados, y trasladamos longitudinalmente tanto el aire fresco como el aire sucio a los cabezales donde está una torre de ventilación baja que tiene forma de televisor (extrae el aire vicioso) y una torre más alta por la que ingresa el aire fresco (limpio)”, explicó el ingeniero Augusto Cortés, en una nota anterior, sobre cómo es el funcionamiento de la ventilación.

Pero ahora el problema no fueron los gases generados por los vehículos, sino el humo de biomasa. Un ingeniero del área técnica del Túnel explicó a El Litoral: “El proceso de ventilación funciona de forma automática. En estos casos lo que se hace es ver que las torres no estén afectadas por el humo, tanto el sábado como el domingo no hubo problemas y el sistema funcionó de forma normal y automática”.

Pero, el viernes por la noche fue otra la historia. “Por un lapso de tiempo las torres estuvieron afectadas por el humo. La torre de inyección de aire tomó el aire con humo y lo inyectó dentro del túnel y la torre más baja de extracción lo sacó. En ese sentido, lo que se hace para solucionar el problema es pasar el sistema automático a forma manual”.

Sistema manual

El ingeniero comentó cómo es el funcionamiento del sistema manual para que el humo no ingrese al interior de enlace vial. “Al pasarlo a manual, se apagan los ventiladores de inyección del lado Santa Fe, y se sube la velocidad, es decir, el poder de extracción”, detalló y agregó: “Y para compensar e inyectar el aire limpio dentro del túnel, se sube la velocidad de los ventilares inyectores del lado Paraná”.

Así fue el proceder durante el viernes por la tarde/noche, cuando el fuego comenzó a expandirse y a rodear la cabecera santafesina de humo de biomasa. “Esta es la manera de evitar que ingrese el humo al túnel”, concluyó el profesional del área técnica.