Los restos de la combustión de los incendios frente a la ciudad cayeron sobre patios, balcones y terrazas este lunes. Las imágenes en redes sociales.

El fuego en las islas frente a Rosario no cesa: se reaviva después de cada esfuerzo humano por apagarlo. El humo avanza en columnas sobre la ciudad y, si algo le faltaba a esta escena dantesca es una lluvia de cenizas.

Con imágenes de hollín y pastos chamuscados entre los dedos, y también en los patios y balcones, usuarios y usuarias de redes sociales compartían imágenes de la “precipitación” de este lunes.

Mientras los esfuerzos por combatir el fuego con mangueras y lo que haya a mano cuentan una nueva historia a cada hora, las cenizas ofrecen la postal menos deseada del humedal, el que se quema en las islas frente a Rosario.