Un ferry cargado de turistas se acercó a ella y pudo recogerla del mar usando la rampa de los vehículos.

Una niña de cuatro años fue rescatada a mucha distancia de la costa subida a un gran flotador con forma de unicornio y con dos manguitos. Las imágenes fueron grabadas en la costa de Grecia por varios turistas rusos que viajaban en el ferry Salaminomachos. Su tripulación recibió la alerta de la autoridad portuaria, bajó la rampa de acceso a los coches y, desde ahí, pudieron rescatar a la niña, que pareció asustada. La pequeña se encuentra bien y trata de recuperarse del susto.

La niña estaba de vacaciones con sus padres en la playa en Antirrio cuando una racha de viento alejó el flotador en el que jugaba la niña a unos kilómetros de la costa. Sus padres dieron entonces aviso a la autoridad portuaria, que activó la alerta marítima. El ferry Salaminomachos, cargado de coches y turistas, se acercó a ella. La tripulación del buque pudo rescatarla y ponerla a salvo, para después trasladarla a tierra donde fue atendida por personal sanitario y entregada posteriormente a sus padres.