La Municipalidad brinda una serie de sugerencias para cuidar la salud de los santafesinos. Los incendios de pastizales en el área metropolitana causan cortinas de humo que llegan a toda la ciudad.

La Municipalidad de Santa Fe advierte sobre las consecuencias que el humo de los incendios forestales -en este caso, la quema de pastizales- puede causar sobre la salud de la población e insta a tomar los recaudos necesarios para cuidarse.

La Dirección de Salud municipal sostiene que el humo puede lastimar los ojos, irritar el aparato respiratorio y, en determinados casos, llegar a agravar las enfermedades cardíacas y pulmonares crónicas.

Este humo contiene mezcla de gases y partículas pequeñas, por lo que respirarlo puede causar efectos como: tos, dificultad para respirar normalmente, ardor en los ojos, irritación en la garganta, moqueo, irritación de los senos paranasales, sibilancias y dificultad para respirar, dolor de pecho, dolores de cabeza, ataques de asma, cansancio y latidos cardíacos acelerados.

Las personas más susceptibles son los adultos mayores, las mujeres embarazadas, los niños y las personas con afecciones respiratorias y cardiacas preexistentes.

De esta manera, las recomendaciones a seguir cuando haya cortinas de humos densas, siguiendo la información de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), son las siguientes:

– Limitar al máximo posible la exposición al humo.

– Prestar atención a los informes locales en los medios de comunicación sobre dónde se encuentra más afectada la visibilidad que permita suponer donde se encuentran las cortinas de humo (para evitar circular por la zona).

– Intentar quedarse adentro de las viviendas y mantener el aire interior tan limpio como sea posible.

– Mantener las puertas y las ventanas cerradas,

– No aumentar la contaminación del aire de adentro.

– Si las concentraciones de humo son altas, no encienda nada que queme como, por ejemplo, velas.

– Evitar usar aspiradoras porque esto mueve las partículas que ya hay en su casa.

– No fumar.

– Si tiene asma u otra enfermedad pulmonar o cardiovascular, seguir el plan para manejar sus problemas respiratorios, según le haya indicado el médico.

– Llamar al médico si sus síntomas se agravan.

– Evitar las actividades recreativas al aire libre.