Son tareas ejecutadas en el marco del denominado Plan de Austeridad, para el reordenamiento de espacios particulares. Detectaron fisuras, grietas e invasión de vegetación. Comenzaron a restaurar el paseo de manera integral.

:Personal municipal comenzó las tareas de restauración del cantero central de la Costanera Oeste, donde la vegetación había invadido el espacio, además de contar con canteros y mobiliario urbano dañado, en un estado general que opaca el emblemático sector de la ciudad, junto al Puente Colgante.

Las obras fueron dispuestas por la Secretaría de Obras y Espacios Públicos municipal, en el marco de un denominado Plan de Austeridad, a través del cual se realizó primero un relevamiento del estado de situación de la Costanera para elaborar luego un plan de restauración y mantenimiento del paseo. El mismo contempla además el acondicionamiento de la flora y el arbolado del lugar.

El sector está delimitado por la avenida Siete Jefes, desde su intersección con calle Castellanos al sur hasta su intersección con calle Pedro Díaz Colodrero, al norte. En dicho espacio se encontraron solados, senderos, canteros, fuentes y mobiliario urbano -como bancos- con fisuras, grietas, desplazamientos e invasión de la vegetación, expansión de raíces, deterioro del ladrillo a la vista y falta de pintura, entre otros desperfectos, de acuerdo al relevamiento presentado en mayo.

Lo primero que se comenzó a ejecutar luego del relevamiento fueron las tareas de retiro de especies secas, movimiento de especies y trasplantes, plantación de alineación sobre vereda oeste, mantenimiento de plantaciones jóvenes, y poda de las especies existente. Por estos días iniciaron las tareas de limpieza general, desmalezado, demolición de solados en sectores necesarios, reconstrucción de juntas y paños deteriorados, restauración de solado de lajas, reconstrucción y pintado de bordillos en pendiente, entre otras tareas. Lo mismo con los canteros y bancos. Mientras que en las fuentes realizan una puesta en valor de las instalaciones y recuperación de elementos faltantes para su funcionamiento.

En cuanto al equipamiento lúdico de los espacios de juegos infantiles, como trepadores cubo, pasamanos rectos, planchas vaivén, trapecios, pórtico de hamacas triple y el sube y baja, detectaron sólo falta de pintura, ya que los mismos se encontraban en óptimas condiciones para su utilización. En su entorno se ejecutará una limpieza y nivelación del suelo.

Y sobre el equipamiento en general, fueron encontrados cestos de basura con avanzado estado de deterioro y columnas de iluminación, moteros, cajas y medidores con desprendimiento de pintura, cartelería y grafitis. Por lo que comenzaron a realizar una limpieza y pintado general de todo el equipamiento existente. El mismo contempla además la recuperación de puertas, tapas y elementos que garanticen la seguridad, el retiro de cestos metálicos y sus bases de hormigón. Para el posterior reemplazo de los mismos.

La visión de la nueva gestión

“Cuando pensamos la gestión municipal tuvimos en cuenta la existencia de una infraestructura que tiene que ver con lo tradicional, con las calles, los caños, la luz, la denominada infraestructura ‘gris’; y otra ‘verde’, que tiene más que ver hoy con la obligación de resolver los problemas que tiene la ciudad basados en la naturaleza”, explicó la secretaria de Obras y Espacios Públicos del municipio, Griselda Bertoni, quien tiene en su área la novedosa Dirección de Infraestructura Verde, dispuesta mediante el reordenamiento de áreas de la actual gestión del intendente Emilio Jatón. Allí se tiene en cuenta a “la naturaleza como elemento que aporta a la resolución de problemas urbanos, climáticos, etc”, continúa la funcionaria.

“Esto nos da la posibilidad de intervención de espacios de la ciudad de una manera integral”, dice la arquitecta Bertoni, que además es docente e investigadora de la UNL. Y en tal sentido explica que tanto en el Corredor Siete Jefes como en su continuación hacia el norte, sobre la avenida Almirante Brown se ejecutan estas obras, que luego están previstas para avenida J.J. Paso, el año que viene, y más adelante sobre avenida Galicia.

Arboles

“Lo primero que hicimos fue una intervención en el arbolado. Se retiraron los árboles secos y quebrados, producto de la adultez del árbol, y se hizo un denominado levantamiento de copa, para que crezca de forma libre, sin interferencia del cableado, etc. Es la capacidad de generar bosque urbano.

La segunda tarea tiene que ver con la reparación de los senderos centrales “que estaban en muy mal estado”, apunta Bertoni, y se está ejecutando en estos días. “Yo soy santafesina y recuerdo que la última intervención del cantero central de Siete Jefes fue cuando se licitaron las viejas fuentes modernas de platos que se transformaron en las actuales fuentes bajas con barandas. Desde entonces no he visto ninguna obra civil en ese espacio”.

“Vamos a demoler y retirar todo lo que está roto, para colocar un piso nuevo “peinado” con rampas para personas con discapacidad, junto a la reparación de carpetas, bancos y mampostería, y se pondrán en valor las fuentes, porque hace mucho que no funcionan. Encontramos muchas bombas quemadas y tableros dañados”.

Y la tercera etapa, que comenzará en octubre, contempla el desmalezamiento y bordeo de canteros, limpieza de solados, retiro de malezas en una superficie de 1.900 metros cuadrados. Luego se repararán los juegos y se colocarán los nuevos cestos metálicos: 10 dobles (para separación de residuos) y se recuperará la iluminación general, para terminar con las obras en noviembre. “La zona quedará con el verde mejorado, las fuentes andando, segura, con solados recuperados y juegos óptimos”, finalizó.