El niño de un año fue llevado al Samco de Pueblo Esther por su madre quien aseguró que se había caído de la cama. Por su situación, fue trasladado a Rosario donde constataron lesiones en todo el cuerpo. La mamá y el padrastro fueron detenidos y hoy serán sometidos a una audiencia imputativa.

Un bebé de un año fue internado ayer en el Hospital de Niños V. J.Vilela por fracturas, mordeduras y quemaduras en distintas partes del cuerpo. Este sábado  a las 9 vía Zoom, su madre y padrastro eran sometidos a una audiencia imputativa tras ser detenidos.

De acuerdo a datos oficiales, a las 18.30 de la tarde ayer, ingresó al Samco de Pueblo Esther una mujer de 19 años con su hijo de un año, manifestando que se había caído de la cama. 

El personal médico al examinar la criatura, constató que presentaba edema en los ojos, hematoma en el parietal derecho, sangre seca en el conducto auditivo izquierdo y fractura en brazo izquierdo, codo y muñeca, mordeduras y lesiones productos de ser quemado con cigarrillo en diferentes partes del cuerpo.

Fue derivado al Hospital V.J.Vilela donde constatan las lesiones. En tanto, un familiar dio cuenta que estas personas eran violentas con el menor. Se dio aviso a  la unidad de Flagrancia que dispone la detención de la madre y el padrastro. Se solicitaron exámenes médicos y dar intervención a Dirección de Niñez.