Josep María Bartomeu consideró que se trataba de un claro conflicto de intereses por que era el máximo ídolo del club.

La directiva del Barcelona decidió en las últimas horas despedir al bufete de abogados que trabajaba para el club por haber asesorado a Lionel Messi en el conflicto que mantiene con la institución catalana.

Enojado con esta situación, el presidente de Barcelona, Josep Maria Bartomeu, le comunicó al bufete Cuatrecasas que prescindía de sus servicios, según reflejó la prensa española. Jorge Pecourt, especialista en asuntos tributarios e integrante del equipo legal de Cuatrecasas, habría sido el artífice de la estrategia de Messi, que incluyó el envío del burofax, su silencio mediático y el pedido de una reunión para terminar de arreglar su salida.

El estudio Cuatrecasas, el mismo que trabajó con Barcelona cuando hubo problemas con Neymar, emitió un comunicado tras lo ocurrido, intentando defender su posición.