Luego de las precipitaciones de este sábado, las quemas volvieron al Delta del Paraná. Las densas columnas de humo se podían divisar desde la costa central de la ciudad y desde zona norte. 

Las lluvias registradas este sábado en la región no alcanzaron para apagar totalmente los incendios en las islas entrerrianas ubicadas frente a Rosario.

En las primeras horas de la tarde de este domingo se divisaban desde la costa central de la ciudad y también en zona norte densas columnas de humo producto de los focos activos en el Delta del Paraná.

Se espera que en las próximas horas comiencen a intensificarse los operativos de combate del fuego tras la llegada de refuerzos de brigadistas sobre fines de la semana pasada.

Además, las autoridades nacionales confirmaron el envío de más equipamiento a la región para sofocar las llamas.

Según el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) el viento seguirá soplando del este en las próximas horas evitando la llagada del olor a humo a Rosario.

Las lluvias podrían regresar el martes a la región. Sin embargo, se espera una primavera seca con precipitaciones menores a las normales.