La medida se tomó para dar respuesta al aumento de casos de Covid en Rosario. Derivarán pacientes al centro de aislamiento de la ex Rural.

Rosario alista su sistema de salud para hacer frente a lo que se anticipa será el pico de contagios por coronavirus. Y en ese marco, ya comenzó a delinear una estrategia que tiene por objetivo dejar la mayor cantidad de camas disponibles en los hospitales. El plan contempla la suspensión de cirugías programadas y la derivación de pacientes con cuadros leves de Covid-19 que no necesiten cuidados clínicos y no puedan aislarse en sus domicilios, al centro específico que se montó con ese fin en el predio de la ex Rural. Esas personas eran internadas hasta ahora en áreas específicas de los efectores de salud, fundamentalmente del Carrasco.

En los sanatorios privados, en tanto, también se reprograman las intervenciones quirúrgicas con el mismo objetivo.

Las medidas fueron analizadas detenidamente este domingo por las autoridades sanitarias y funcionarios en el marco de un encuentro virtual del Centro de Operaciones de Emergencias, el ámbito donde se evalúan distintos indicadores de la coyuntura que está atravesando la pandemia en Rosario y su vasta zona de influencia.

Hay dos indicadores que encienden las alertas: el tiempo de duplicación de casos y la ocupación de camas críticas, que son aquellas de terapia intensiva y que utilizan respirador.

De acuerdo al último informe elaborado por la Secretaría de Salud del municipio y difundido el viernes pasado, el porcentaje de ocupación de camas críticas de adultos en los hospitales públicos es del 75 por ciento y del 50% en los sanatorios privados.

En relación a la ocupación de camas generales de adultos, el porcentaje trepa al 88% en el ámbito público y se mantiene en el 50% en la salud privada.

El tiempo de duplicación de casos, en tanto, se ubica en Rosario en 11 días mientras que a nivel provincial es de un día más y a nivel nacional se ubica en 29.

La suba de casos quedó en evidencia la semana pasada, cuando en siete días Rosario sumó 1.113 casos de coronavirus en contraposición con lo que había sucedido la semana anterior, cuando los contagios habían sido 534.

En detalle

El aumento desmedido de la curva de contagios obligó a las autoridades a poner en marcha un plan de contingencia que tiene por objetivo evitar que se sature el sistema de salud y se pueda dar respuesta sanitaria en momentos donde la demanda de atención tendrá un crecimiento exponencial.

“Lo que se está haciendo es organizar la logística de todo el sistema para garantizar la atención”, detalló el secretario de Salud, Leonardo Caruana, y puntualizó que en los efectores públicos “sólo se están realizando las cirugías de urgencia. Tanto en el Heca como en el Roque Sáenz Peña ya empezamos a posponer las cirugías con el claro objetivo de optimizar tanto las camas generales como las críticas”, explicó.

A esta estrategia se suma la inminente derivación al Centro de Aislamiento que se montó en la ex Rural de pacientes con cuadros leves que no necesiten cuidados clínicos. “Estamos haciendo una valoración de los casos que podríamos derivar allí. Se trata de personas que no tienen las condiciones de aislamiento en sus domicilios y que hoy los estamos internando fundamentalmente en el Carrasco, pero que ahora comenzaremos a derivar para poder disponer de esas camas”, indicó Caruana y subrayó que “son pacientes con cuadros leves de la enfermedad”.

Por su parte, el viernes pasado la ministra de Salud de la provincia, Sonia Martorano, encabezó una reunión con los integrantes de la Asociación de Clínicas y Sanatorios en la que solicitó que también los sanatorios suspendan las cirugías programadas.

“Sin dudas estamos en un momento de aumento de contagios y es prioritario optimizar y gestionar las camas de internación”, señaló Caruana y precisó que la suspensión de cirugías “generalmente tiene su impacto en la liberación de camas críticas que comenzarán a ocuparse en las próximas semanas”

4 mil aislados

Mientras crece la cantidad de contagios de coronavirus en Rosario la cantidad de aislados en la ciudad ya trepó a cerca de 4 mil. Se trata de personas que están cursando la enfermedad o de quienes tuvieron contacto estrecho con infectados y deben guardar aislamiento para evitar que se siga propagando la enfermedad.

“Que crezca la cantidad de aislados no hace más que remarcar la importancia que reviste el trabajo de seguimiento de los casos, lo que permite identificarlos y poder bloquearlos”, señaló el secretario de Salud del municipio, Leonardo Caruana.

Es más, el funcionario municipal detalló que “ya hay áreas del municipio que se refuncionalizaron para poder trabajar en el seguimiento de los casos”.

Caruana fue enfático al señalar que “es fundamental que se apliquen los protocolos y la gente tenga responsabilidad social y comunique y se aísle cuando detecte los primeros síntomas”.

“Hoy tenemos un aumento de contagios en distintos rubros. Cada uno ya conoce a gente cercana que está aislada por ser contacto estrecho o está cursando la enfermedad, por eso es clave cuidarse. La situación sin dudas es de mucho mayor riesgo”.