Un delincuente asaltó a un policía y al escapar se enfrentó a tiros con el suboficial. El rufián recibió varios disparos y terminó internado. 

Todo se inició cerca de las 20 en las inmediaciones de avenida López y Planes y Córdoba. En el lugar se encontraba un joven de 25 años, que es personal policial del Comando Radioeléctrico de Rosario, dialogando con su padre.

Pero la conversación tuvo un giro impensado cuando de repente apareció en escena un joven el que sin más sacó a relucir un arma de fuego y encañonó al policía. Bajo amenazas de muerte lo despojó de su teléfono celular.

No conforme con lo hecho hasta allí intentó repetir la acción con el padre del suboficial. Fue entonces cuando éste último desenfundó su arma reglamentaria y le impartió la voz de alto.

Lejos de acatar la orden, el malviviente se alejó a la carrera, mientras el policía se lanzó en su persecución. El punto dramático ocurrió cuando el rufián abrió fuego contra su perseguidor. Por su parte el policía también contestó el ataque y disparó.

La secuencia llegó a su fin en Cochabamba al 4300 cuando el maleante cayó al suelo luego de que varios balazos lo impactaran en sus piernas, lo que permitió que fuera finalmente reducido y capturado.

Poco después una unidad sanitaria trasladó al herido hasta el hospital Cullen donde tras recibir la atención médica quedó internado, siendo su estado de cuidado.