Se firmaron los convenios de renegociación de deuda, consolidada en 550 millones de pesos en total. “Podemos comenzar a proyectar un servicio de limpieza más sólido”, destacaron los funcionarios.

Tras 9 meses de negociación, pandemia mediante, la Municipalidad de Santa Fe logró este martes cerrar un acuerdo respecto a la abultada deuda que mantenía con las dos empresas de recolección de residuos que prestan servicios en la ciudad, Cliba y Urbafe.

Así lo confirmó el intendente Emilio Jatón, quien recordó que cuando asumió en diciembre del año pasado, lo hizo arrastrando una deuda con esas empresas de alrededor de 750 millones de pesos, que incluía también a la firma que opera el relleno sanitario, Milicic.

En diálogo con El Litoral, el secretario de Gobierno Nicolás Aimar brindó precisiones del acuerdo alcanzado y destacó la principal ventaja que esto tiene para la capital provincial: “Podemos comenzar a proyectar un servicio más sólido de limpieza y de manejo de residuos y microbasurales, que estaba muy resentido durante los últimos meses”.

En números concretos, se firmaron dos convenios de renegociación, uno con cada empresa, en los cuales se consolidó una deuda de 550 millones de pesos en total. “Nos encontramos con reclamos hechos por las empresas hace muchísimos años. Por ejemplo, por intereses por pagos fuera de término o por servicios prestados que no habían sido reconocidos por el municipio”, aseguró el funcionario, al explicar por qué llevó tanto tiempo la negociación.

Las formas y plazos de pagos que afrontará el municipio se ajustan a distintas herramientas financieras que surgieron de la búsqueda de acuerdos con cada empresa: “Hay convenios de pago a largo plazo y otros a corto plazo”, afirmó Aimar, quien prefirió no dar detalles porque aún tiene abierta la negociación con Milicic.

El secretario de Gobierno destacó una característica distintiva del acuerdo y que “marca un punto de inflexión en el sistema de recolección de residuos”: en el caso de Cliba, la empresa levanta la rescisión del contrato que había presentado en diciembre del año pasado, con lo cual queda sin efecto desde este momento. “Esto es muy importante porque empieza a dar certidumbre en la relación contractual”, aseveró.

Además, destacó que este acuerdo permite hacer “borrón y cuenta nueva, lo cual era una gran preocupación para nosotros”. Esto quiere decir que de acá para atrás” están saldadas las cuentas del Estado y las empresas no pueden reclamar más nada”.

CÁMARA DE LA CONSTRUCCIÓN

Si bien ninguna de las deudas que mantiene el municipio tiene la envergadura de las del servicio de recolección, hay otros compromisos financieros en renegociación. Uno de ellos es con la Cámara de la Construcción, con obras paralizadas o en marcha, “a lo cual nos estamos abocando también para empezar a abordar”.

PRESUPUESTO 2021

La Secretaría de Hacienda dio el primer paso para comenzar a elaborar el presupuesto 2021, requiriendo información a cada una de las secretarías sobre sus proyectos para el año próximo, teniendo en cuenta los lineamientos y prioridades trazados por el intendente Emilio Jatón para su gestión.