En el inicio del juicio por el ataque terrorista de 2015 Charlie Hebdo volvió a publicar caricaturas de Mahoma . El semanario satírico utilizó los mismos dibujos del profeta islámico por los que se convirtió en el blanco de yihadistas desde el 2006. “No renunciaremos nunca”, dijo el director.

El semanario satírico francés Charlie Hebdo anunció que volverá a publicar las caricaturas de Mahoma que le convirtieron en blanco del terrorismo islamista, antes de la apertura del juicio de los atentados que dejaron 12 muertos en la redacción en enero de 2015.

No nos pondrán de rodillas. No renunciaremos nunca”, justificó el director del semanario satírico, Riss (seudónimo de Laurent Sourisseau), en el número que vuelve a publicar estas caricaturas y que saldrá a los kioskos el miércoles, aunque su versión digital está disponible desde el martes al mediodía.

Estos 12 dibujos, publicados inicialmente por el diario danés Jyllands-Posten el 30 de septiembre de 2005 y después por Charlie Hebdo en 2006, representaban al profeta con una bomba en lugar de un turbante o armado con un cuchillo flanqueado por dos mujeres con velo negro.

La portada del número más reciente de Charlie Hebdo: “Todo eso, para esto”La portada del número más reciente de Charlie Hebdo: “Todo eso, para esto”

Nos han pedido a menudo que hagamos otras caricaturas de Mahoma. Siempre lo habíamos rechazado, no porque esté prohibido sino porque se necesitaba una buena razón para hacerlo, una razón que tenga sentido y que aporte algo al debate”, explica la redacción del diario en un editorial publicado en esta edición.

Reproducir estas caricaturas en esta semana de la apertura del proceso de los atentados de enero de 2015 nos parece ahora indispensable”, agrega el equipo de Charlie Hebdo.

Además de las caricaturas danesas, en portada del próximo Charlie Hebdo, con el título “Todo para esto”, titula también la caricatura del profeta, firmada por su dibujante Cabu, muerto en el atentado del 7 de enero de 2015.

Las víctimas del ataque en la redacción de Charlie Hebdo, en París: Bernard Maris, Georges Wolinski, Jean Cabut (Cabu), Charb, Tignous y Honore (Philippe Honore) (AFP)Las víctimas del ataque en la redacción de Charlie Hebdo, en París: Bernard Maris, Georges Wolinski, Jean Cabut (Cabu), Charb, Tignous y Honore (Philippe Honore) (AFP)

Se trata de una serie de doce dibujos que fueron retomados en 2006 por Charlie Hebdo tras su publicación en septiembre de 2005 en el diario danés “Jyllands-Posten”. En ellos aparece una caricatura del profeta llorando de rodillas y con el mensaje “Es duro ser amado por idiotas”, una ilustración de Cabu.

La representación de los profetas está estrictamente prohibida por el islam sunita y ridiculizar o insultar al profeta Mahoma puede ser condenado con pena de muerte. El martes, el presidente del Consejo Francés del Culto Musulmán (CFCM), Mohammed Moussaoui, pidió “ignorar” estas caricaturas y pensar en las víctimas del terrorismo. “Nada puede justificar la violencia”, dijo Moussaoui, pidiendo concentrarse en el proceso. “Las caricaturas hemos aprendido a ignorarlas y pedimos mantener esta actitud en cualquier circunstancia”, dijo a la AFP.

La voluntad de ofender convirtió al periódico en un símbolo de la libertad de expresión para muchos en Francia, mientras que otros creían que se pasaba de la raya con demasiada frecuencia. Pero la masacre unió al país en el dolor con el eslogan #JeSuisCharlie (Yo Soy Charlie) volviéndose viral.

"Yo soy Charlie", el mensaje que se popularizó en las movilizaciones tras el ataque terrorista (AFP)“Yo soy Charlie”, el mensaje que se popularizó en las movilizaciones tras el ataque terrorista (AFP)

En el juicio hay 14 acusados: diez en detención provisional, uno en libertad bajo control judicial y otros tres, incluida la pareja de Coulibaly, Hayat Boumeddiene, en orden de busca y captura, para quienes se piden penas que van desde la cadena perpetua hasta los 10 y 20 años de cárcel.

La Justicia los acusa de participación en una organización terrorista criminal y de distinto grado de complicidad, ya sea en el suministro de apoyo logístico, financiero o material, como armas o vehículos.

El juicio finalizará el 10 de noviembre. Hasta entonces, 49 días de audiencias, con 94 abogados, 144 testigos, 90 medios acreditados y 200 partes constituidas como acusación particular.