Con 3.462 casos durante los 31 días del mes, la ciudad pasó de los 538 que cerró julio a 3.800. Las muertes aumentaron de 4 a 33.

Agosto se fue dejando números peores a cualquiera que se podía prever el día que empezó. Es que julio no había terminado tan mal con aquellos 538 casos positivos en Rosario, con los 1.213 en toda Santa Fe. Y eso que tras aquel mes había cuadriplicado los registros de junio.

Es que en los 31 días del mes que recién terminó las cifras se multiplicaron por 7,06 en suelo rosarino para cerrar en un redondo 3.800 y por 6,51 en toda la provincia para arrojar un total de 7.905. Encima, las muertes también tuvieron un serio incremento en el mismo ítem: 8,25 (de 4 a 33) y 5,43 (de 16 a 87), respectivamente. Causas claras de la preocupación que sigue generando la pandemia de este coronavirus que infectó al primer santafesino (precisamente un rosarino) el 14 de marzo.

Rosario, por ser la ciudad de más habitantes (estimados en un millón, para hacer números redondos), era un hecho que tendría la mayor suma provincial en el análisis por localidad y en los 31 días de agosto sumó un total de 3.462 casos positivos. Arrancó con 54 contagios y transcurrió en un subibaja hasta el miércoles 19, pero el 20 pasó por primera vez la barrera de los cien (128). Llegando al pico máximo el viernes 28 con 267 casos. Y si bien el lunes 31 el número fue 197, alcanzó para cerrar el mes con 3.800.

Y la provincia, con los registros rosarinos incluidos (obviamente) entre todas las localidades de los 19 departamentos que la componen, reportó 6.692 casos (más del 50% fueron rosarinos) en los 31 días del mes. Comenzó con 81 positivos el 1º de agosto, el martes 4 superó la línea de los cien (101) y salvo el domingo 9 cuando se notificaron 85, las tres cifras se hicieron costumbre. Con más de 200 desde el día 21, con más de 300 el 25 y 26 y llegando al pico de 508 casos el viernes 28. Algo bajó y cerró en los 7.905 del lunes.

Santa Fe no es solo Rosario, y el coronavirus se disparó en casi todas las ciudades y comunas de la provincia. Tanto que durante todo agosto se agregaron 70 localidades a aquellas 86 que tenían contagios hasta fin de julio. Incluso de los 3 departamentos que no tenían contagios solamente quedó 9 de Julio en cero. San Martín fue el último que reportó nuevos casos y llegó a 7, mientras que San Justo de repente de cero llegó a 26.

En el sur santafesino es donde el virus se sintió “más cómodo” y se propagó con todo. Al punto que Casilda quedó por encima de los quinientos (502) y Venado Tuerto arriba de los cuatrocientos (462), mientras que San Lorenzo muy cerca de los trescientos (295). Solamente la ciudad capital de la provincia llegó a estar entre las cinco localidades con más contagios con 380 positivos, siendo 344 los que sumó en todo agosto.