La agencia señala que esos dispositivos en ocasiones son utilizados para vigilar los movimientos de las fuerzas de seguridad, alertando a delincuentes en requisas policiales.

El despliegue de ciertos dispositivos para el hogar inteligente propiciaría la lógica del “cazador cazado”. La Oficina Federal de Investigaciones de Estados Unidos, mejor conocida como FBI, alertó que los timbres inteligentes pueden ser utilizados para vigilar los movimientos de la policía y dificultar las requisas de las fuerzas de seguridad.

Aquellos productos, cuyo paradigma es Ring de Amazon, incluyen una cámara que muestra video en alta definición y además se vinculan con otros dispositivos, permitiendo acceder a las imágenes en forma remota desde un smartphone o una computadora, entre otras funciones smart que naturalmente varían de acuerdo a los modelos disponibles en el mercado. Por ejemplo, algunos modelos incluyen sensores de movimiento.

El recelo del FBI se desprende de documentos de la agencia a los que accedió el sitio The Intercept en los que se describe como la propia agencia y las fuerzas policiales pueden usar las imágenes de vigilancia que capturan esos dispositivos, pero que al mismo tiempo podrían ser aprovechados por delincuentes. En ese sentido, refieren a “nuevos desafíos” que supone el despliegue de esa tecnología.

Ring es un paradigma en el segmento de los timbres inteligentes (Foto: Amazon).
Ring es un paradigma en el segmento de los timbres inteligentes (Foto: Amazon).Por: Amazon

En concreto, notan que los timbres new age pueden ofrecer alertas tempranas cuando agentes policiales se acercan a un domicilio para registrarlo, permitir que el usuario capture imágenes de la policía, y/o revelar la ubicación de los oficiales en posibles enfrentamientos. “Esto supone un riesgo para la seguridad presente y futura”, se lee en los documentos filtrados.

Ahora bien, ¿qué diferencia esta tecnología de sistemas similares que también incluyen imágenes por video, o de las tradicionales cámaras de seguridad que se ofrecen hace muchas décadas? Tal como nota The Verge en su repaso, muchas de las preocupaciones que manifiesta el FBI son hipotéticas, pero a su vez dan cuenta de algunos hechos en los que efectivamente este avance trajo nuevos desafíos para sus actividades.

Por caso nombran un incidente en el año 2017, cuando agentes de la policía se acercaron a una casa que tenía en la puerta uno de estos timbres, para registrar la propiedad. La persona que buscaban no estaba allí, pero los identificó en forma remota desde un dispositivo, alertando además a su vecino. En este sentido, estos nuevos equipos ofrecen más información y posibilidades en relación a una cámara de vigilancia tradicional.

Irónicamente, estos timbres inteligentes generaron polémica debido a que en ocasiones las fuerzas policiales solicitan a los usuarios la entrega de imágenes para determinadas investigaciones. En ese marco, surgieron voces críticas señalando que esa práctica va en contra de la privacidad de los ciudadanos. Sin embargo, esta tecnología también presentaría algunas desventajas para las fuerzas de seguridad. Tal como señalamos, el “cazador sería cazado” con una solución tech que, en otras instancias, usaron a su favor.