Los operadores de los muelles por los que salen las exportaciones argentinas -muchos de ellos en el sur santafesino- están de acuerdo con el rol de control estatal. Pero temen que la burocracia desaliente inversores y encarezca la competitividad del país, que terminarían pagando los productores.

El presidente de la Cámara de Puertos Privados de la Argentina, Luis Zubizarreta, anticipó la preocupación del sector ante la creación de una empresa estatal que se encargará de administrar la Hidrovía, cuya concesión finaliza en abril del próximo año.

“Hicimos un trabajo sobre la nueva Hidrovía del S XXI que creemos que es muy completo, con aspiración de que sirva al gobierno a tomar la mejor decisión. Uno de los aspectos es la creación de un órgano de control mejor del que existía”.

Entrevistado por El Litoral, el directivo señaló que “nos parece bien que las provincias participen” en el consejo consultivo que también anunció el Presidente. “Lo que nos preocupa un poco es el rol de esta nueva empresa estatal; en la medida que esté alineada con el control lo vemos razonable. Pero lo que hemos escuchado es que se propone mayor discrecionalidad, habrá que ver el decreto”.

Respecto de los riesgos potenciales del anuncio oficial, Zubizarreta detalló: “Nos preocuparía si hay una intervención del Estado en algo que hace 25 años que funciona bien, que es el sistema de peajes, donde todo el flujo de fondos pasa por la concesionaria de modo tal que haya contingencias que encarezcan el sistema.

“Nuestro estudio concluye que se puede hacer una mejor hidrovía con un costo más bajo. Lo que creemos es que el proceso natural para que eso suceda, es una licitación libre y sin condicionamientos. Que haya libre competencia entre las empresas dragadoras y logremos ese objetivo”.

Tras resaltar que el sector mantiene buen diálogo con el gobierno, insistió en que “el rol de esta empresa del Estado sea de control, que es el que se necesita. Y una licitación transparente que permita evitar cualquier tipo de sobrecostos por contingencia. En la medida que el Estado se involucre más allá de lo necesario, tenemos ese riesgo de contingencias para empresas que se presenten o que haga que no se presenten y se encarezca el sistema”.

Señaló que la licitación de la Hidrovía “para la provincia de Santa Fe es un tema crítico. Confiamos en el rol del gobierno de la provincia y eso es bueno. La provincia está involucrada fuertemente y el gobernador demostró conocer el tema. Eso va a ayudar a que evitemos las cosas que nos preocupan y que las cosas se encaminen como corresponde”.

Consultado si el dragado podría ser hecho “por sí” desde la empresa estatal, como lo propone una de las alternativas anunciadas, Zubizarreta aclaró que “no está en condiciones y lamentablemente a los hechos me remito, cuando se intentó ese camino no funcionó” Empresas Belgas (Jan de Nul es el actual concesionario) holandesas y chinas ya han anticipado interés en los trabajos. “Esperemos que vengan todos y compitan”.

Canal Magdalena

Sobre la propuesta de Jorge Taiana de abandonar el acceso en el río de la Plata por el Canal Punta Indio y dragar el Magdalena (más cercano a Buenos Aires y alejado de Montevideo), Zubizarreta opinó que “lo importante es que no haya subsidios de obras periféricas que no tienen repago por parte de un sistema que funciona autofinanciándose sin aportes del Estado, que es algo virtuoso que tiene el sistema. Si vamos a prenderle a este proyecto, otros que tienen incertidumbres y dudas, vamos a encarecer el sistema”.

Mayores costos

“Si la intervención estatal sube costos en lugar de bajarlos, los pagaría la carga, el que produce la tonelada de maíz, soja o trigo, va a tener un costo de salida más caro que lo va a pagar en el precio, porque el precio internacional nos viene dado. Lo virtuoso es bajar costos para tener más competitividad y producir más”. Zubizarreta detalló que “es una obra fundamental para la competitividad de la Argentina. La debe hacer el mejor en un proceso transparente de licitación”.

Imitar a Paraguay

Consultado sobre la hegemonía de navieras bajo bandera paraguaya en el transporte de cabotaje, Zubizarreta señaló que “Lo que deberíamos hacer es imitar las cosas que hacen bien y que les ha permitido generar una flota fluvial eficiente en vez de intentar obligar a los operadores con esquemas no eficientes. Es el peor de los mundos porque entonces las cargas se mueven por camión. Paraguay logró que los armadores argentinos cambien de bandera; es un proceso natural de la economía y es virtuoso”.

Puerto de Santa Fe

“Está demasiado cerca de los de Rosario, que tienen otras condiciones naturales de calado. Santa Fe tiene que aggiornarse al tráfico donde sea competitivo y no pretender -se repite el tema de Magdalena- que el sistema subsidie inversiones que no tengan tráfico que las repague”. Zubizarreta detalló que “hay que ver qué condiciones de competitividad tiene, mejorar la infraestructura y eventualmente privatizarlo. Lo que entiendo es que Santa Fe hizo intentos que no tuvieron éxito; es una señal. Hay que buscarle una novia con un rol distinto al que se pretende”.

4500

es el número de buques de más de 15 pies de caladocirculan al año por la vía navegable troncal.