El gobernador de Catamarca, Raúl Jalil, dijo hoy que “se están tomando las medidas correctas” en relación al regreso a la fase 2 en la provincia, debido al incremento en el número de contagios de coronavirus en los últimos días, y llamó a la “responsabilidad” a los habitantes del distrito, y sostuvo que “hay que terminar con los asados y las juntadas”.

“Se están tomando las medidas correctas, le pido a la gente, ya que vemos que los contactos se deben a problemas sociales, que vaya de la casa al trabajo, que nos cuidemos para poder tener abierto el comercio; si no, va a ser imposible. Le pido a la gente responsabilidad”, dijo hoy el gobernador en diálogo con la prensa.

En este sentido, señaló que, al rastrear los contactos estrechos de las personas contagiadas, detectaron que el origen había estado en “los eventos sociales”, por lo cual reclamó: “Hay que terminar con los eventos sociales, con los asados y con las juntadas”.

“Estamos viendo la idea de empezar imponer algunas multas, para eso estamos discutiendo con los fiscales federales y los provinciales cuál va a ser la metodología. En el caso que se realicen fiestas, se van a descontar los sueldos sin son empleados públicos, estamos viendo el mecanismo”, aseveró.

Catamarca decretó ayer el regreso a la fase 2 del aislamiento social, preventivo y obligatorio (ASPO) en todo el territorio provincial, luego de que se detectaran seis nuevos casos positivos de coronavirus y se dispusiera el aislamiento de más de 200 contactos estrechos de un empleado del Banco de Nación contagiado.

En ese marco, el mandatario provincial indicó que están “muy preocupados” porque “la situación de la región es muy compleja”, aunque enfatizó: “Nosotros estamos preparados”.

Por otro lado, Jalil expresó su agradecimiento al Gobierno nacional por los respiradoresres enviados.

“He pedido que se compren elementos de salud hasta fin de año. Estamos bien pero nadie estuvo preparado para esta pandemia”, enfatizó el mandatario provincial.