Se trata de una idea de la Asociación Parque Federal. Este sábado es el cumpleaños del “pulmón verde del corazón de la ciudad”.

El próximo sábado 12 de septiembre, el Parque Federal cumple 24 años de vida, como espacio público reconvertido como tal, luego de ser un viejo terreno ferroviario.

De aquel yuyal semi abandonado tras la casi desaparición del ferrocarril en el país, a este presente lleno de vida en la naturaleza, transcurrieron casi dos décadas y media de avances permanentes. Hubo plantaciones de distintas especies, la obra de remodelación de La Redonda como espacio cultural y vida social, la urbanización con las torres de edificios Pro.Cre.Ar, la colocación de los juegos infantiles y la apertura de calle Quintana, entre otras obras.

Hoy el parque, con 23 hectáreas de extensión, es elegido por miles de visitantes que lo usan para pasar una tarde al aire libre, con el debido distanciamiento social que impone la pandemia. Mientras que otros realizan reuniones sociales sin respetar las recomendaciones sanitarias y son los agentes de control que recorren el parque quienes deben llamarles la atención para evitar así contagios de cov-sars-2.

Pese a estos avances, para los vecinos el Parque Federal “sigue inconcluso”. Desde la Asociación de Amigos creen que “el Estado municipal -a través de sucesivos gobiernos- le debe todavía a los santafesinos el pleno desarrollo de este cada vez más necesario espacio verde y público”, dicen sus miembros.

En ese contexto, está prevista este lunes a las 19 una reunión plenaria (on line) de la Mesa de Consenso y Gestión del Parque Federal, para avanzar en una agenda de trabajo.

La Asociación presentará cuatro puntos que considera clave:

Las 12 intervenciones prioritarias

De acuerdo al relevamiento más reciente efectuado por la Asociación Parque Federal y en sintonía con el documento consensuado con el Programa URBAM (Urbanismo Ambiental) de la FADU-UNL, a partir de talleres comunitarios de urbanismo participativo realizados durante 2019, este espacio verde público tiene pendiente un reordenamiento físico que involucra obras (de las cuales la prioritaria es la consolidación de calle Luciano Torrent como borde sur) y equipamientos diversos, así como un replanteo de las tareas de mantenimiento y vigilancia (GSI) necesarias para el cuidado del parque y su pleno disfrute social.

De manera coherente con ese Plan de reordenamiento físico (que desde febrero de 2020 sigue esperando una respuesta de la Secretaría de Desarrollo Urbano de la Municipalidad), desde la Asociación Parque Federal proponen algunas intervenciones por parte del Estado municipal que, “sin entrar aún de lleno en las obras y equipamientos aludidos, podrían hacerse con menos recursos y generarían mejoras visibles en determinadas situaciones cotidianas que afectan a vecinos, usuarios y transeúntes” -dicen-; a saber: