La creciente ola de contagios en la ciudad más grande del departamento General López, sigue sumando preocupación a toda la zona de influencia. Ahora fue el propio director del Hospital Gutiérrez de Venado Tuerto, Daniel Alzari, quien dijo que el nosocomio cuenta con un 90 % de ocupación de las camas en terapia intensiva y un 75 % en sala de clínica para respiratorios.

El médico, aseguró que hoy el COVID-19 muestra su cara más “dura”, con 672 casos acumulados desde que empezó la pandemia en el sur provincial. Habla de 402 casos en las últimas dos semanas y que el tiempo de duplicación es de 10 días: “El porcentaje de hisopados positivos en la última semana llegó al 60 %, sumado a la llegada de pacientes a la guardia, cada vez más numeroso y creciendo, junto a un sistema de salud privada que ya agotó su capacidad de respuesta, nos encontramos al borde del colapso”, explicó.

También, aclaró que hay un 100 % de ocupación en polivalentes (pacientes internados en la guardia) y el recurso humano calificado es escaso. “Un médico terapista tarda 10 y 12 años en formarse, y un enfermero 4 o 5. Estamos saturados, cansados, nuestros equipos están dando esta lucha desde hace meses, tuvimos y tenemos personal internado por coronavirus en la institución, estamos llegando al límite”, reconoció.

Asimismo, dijo que se prepararon para estar “conteniendo” y “capacitando”, en el frente junto a los médicos, enfermeros y cada trabajador de la institución, porque esa es la forma en la que conciben la salud pública. “Aun así, para lo que no estamos preparados es para decirles a los nuestros que ya está, que no hay más lugar, que deben atender en el pasillo, o no poder subir un paciente a una cama, no poder ofrecer un respirador”, remarcó.

El profesional, admitió que de continuar así, no podrán contener tanta frustración, porque “nuestra capacidad de respuesta está casi agotada”, si se mantienen estos números. “Ese día está cerca. Queremos llegar a nuestras casas, ver a nuestras familias sin el miedo a contagiarlos, queremos que esto termine, lo necesitamos”, agregó.

Alzari, admitió que si algo aprendieron en este tiempo es que no pueden solos y necesitan de la gente, su compromiso y solidaridad: “Comprendan la gravedad de la situación y asuman también responsabilidades. Barbijo, distancia social, lavarse las manos seguido, evitar reuniones sociales, cumplir los protocolos. Con eso nos basta, nos ayudan y nos van a dar el respiro suficiente para seguir luchando”.

Terapia: queda una sola cama

Por otra parte, la vicedirectora del Hospital, Silvana Morelli, dijo a FM Dale! que actualmente, el efector regional tiene 10 camas en terapia intensiva habilitadas para pacientes con coronavirus, de las cuales 9 se encuentran ocupadas. “El tema es la gran cantidad de profesionales que están licenciados. Por diferentes motivos vinculados a la pandemia y por el decreto nacional, de 100 personas, hay 51 que están disponibles. Para abrir 5 camas más de terapia, que es lo que pretendemos ahora, necesitamos 7 terapistas, entre 12 y 15 enfermeras, kinesiólogos y mucamas”, detalló.

En este orden, aclaró: “Tenemos la autorización de la Provincia para contratar a los profesionales, el tema es poder conseguirlos. Por eso hemos realizado una convocatoria y en los próximos días esperemos tenerlo definido para ampliar esas cinco camas que son muy necesarias en este momento”.

A su vez, le hizo un pedido especial a la gente: “Traten de cumplir los protocolos, eviten las salidas, aglomeraciones y reuniones sociales. Hoy en día no es el momento para hacerlo, ya vamos a tener tiempo más adelante. El equipo de salud está bastante complicado. Que los más jóvenes piensen en los más grandes que son los que van a necesitar las camas o utilizar la terapia. Apelamos a que la gente tome conciencia”, finalizó.