El índice de JP Morgan pasó de 2147 puntos a 1083 unidades luego de que la Argentina salió del “default selectivo”.

El riesgo país de la Argentina se reacomodó este jueves en los 1.083 puntos básicos luego de que el JP Morgan revisó el índice tras el canje de deuda realizado por el gobierno de Alberto Fernández.

De esta manera, el indicador pasó de los 2147 puntos básicos en los que había cerrado el miércoles a las 1083 unidades con las que abrió este jueves tras la corrección avalada por el mercado.

El riesgo país mide el diferencial de tasa que debería pagar el país para financiarse, en comparación con bonos del Tesoro de los Estados Unidos o los países más sólidos de Europa. Con tasas en torno a 0 en esas potencias, la Argentina debería hoy pagar una tasa en torno a 11%, por lo que el mercado sigue virtualmente cerrado.

El desplome del riesgo país llegó con salida al mercado de los nuevos bonos, tras la normalización del 99% de la deuda emitida bajo legislación extranjera, que representaba unos U$S66.000 millones. Solo quedó fuera del acuerdo un 1%, básicamente tenedores de títulos públicos pactados en euros bajo legislación británica.

La calificadora de riesgo S&P revisó la nota de la Argentina, tras la oficialización del acuerdo con los acreedores, y la sacó del “default selectivo”.

Sumado a eso, el Gobierno también consiguió una aceptación temprana del 98,8% a la propuesta de reestructuración de su deuda bajo legislación local, de alrededor de U$S41.000 millones.

Con el optimismo renovado del mercado tras el canje, el Ministerio de Economía adjudicó el miércoles $84.558 millones en Letras del Tesoro (Ledes y Lecer) y Bonos con vencimiento en 2021 en la licitación, lo que significó un acceso a fondos superior, en un 21%, a los $69.754 millones que quería cubrir para anticiparse al vencimiento del 11 de septiembre. Cuanto más financiamiento en pesos consiga Martín Guzmán en el mercado, menor será la necesidad de acudir a giros desde el Banco Central.

Los nuevos bonos del canje, ya transables desde esta semana, se comercializaban en Bolsas y Mercados Argentinos (BYMA): el Bonar 2029, a $6551; el Bonar 2030, a $6371; y el Bonar 2041, a $5600.

El Merval abría con un 1,1% al alza, a más de 47.000 unidades, tras la suba del miércoles, ahora también con casi todas las acciones del panel principal en verde: Telecom (+5,2%), Cablevisión (+3,8%) y BBVA Banco Francés (+3,6%).

Las acciones de las empresas argentinas en Wall Street operaban mayormante al alza tras dos jornadas de fuerte volatilidad en el contexto global: ADR Banco Francés (+3,6%), ADR Telecom Argentina (+3,5%) y ADR Grupo Financiero Galicia (2,4%).

En el escenario internacional, mientras tanto, los índices de Wall Street sumaban 0,60%, tras el ascenso del miércoles y el desplome del martes, en tanto que los europeos recortaban las subas de la jornada anterior, con correcciones de hasta 0,75% y 0,33%, como los de Suecia y Francia, respectivamente.