Este viernes habrá una audiencia clave para destrabar el conflicto. En Rosario se cumplen 16 días consecutivos de huelga.

El Ministerio de Transporte nacional publicó en el Boletín Oficial el martes por la mañana la resolución que reglamenta subsidios para las provincias. Sin embargo, sólo llegó una de las tres cuotas que se debían por lo que los choferes de colectivo continuarán con el paro este viernes, por decimosexto día consecutivo.

El gobierno central envió un tercio de su deuda: 226 millones pesos, la mayoría para Rosario. En junio pasado, Nación había acordado con las provincias el pago de cuatro cuotas de subsidios a pagarse hasta septiembre, de las cuales sólo se completó la primera, y ahora, la segunda.

Sin embargo, la realidad más al norte es distinta porque los colectivos siguen funcionando. Rosario, en cambio, lleva acumulados más de 60 en todo el año. Este viernes tienen pactada una audiencia y luego una asamblea donde se discutirá la continuación de la medida de fuerza.

Pero el dinero llegó y puede significar un alivio. Habrá que ver si alcanza para pagar la totalidad de lo adeudado a los colectiveros de la UTA que cobraron hasta la mitad del salario de julio con adelantos de subisdios provincial y municipal.