Desde la Cámara Argentina de la Construcción Delegación ciudad de Santa Fe, queremos expresar nuestra profunda preocupación, en nombre de nuestros asociados, Desarrolladores y Empresas Constructoras de “Obras Privadas”, debido a la posibilidad de una marcha atrás en cuanto a las etapas de la cuarentena por la Pandemia del Covid 19.


Durante la etapa del ASPRO que vivimos desde el 19 de marzo en adelante, sufrimos un gran perjuicio a raíz de tener que paralizar nuestras obras en forma total y a la vez afrontar los sueldos de nuestros empleados, así como también gastos fijos, que nos provocaron un gran quebranto, debido que no pudimos facturar a nuestros clientes ni un sólo peso al no tener avances de obra.

Si bien luego, se fue permitiendo retomar tareas gradualmente, esto fue con tan sólo 5 personas, luego 10, así hasta el 15 de junio que se fue normalizando.

Ahora y a raíz de la cantidad de casos que se están dando, se está queriendo nuevamente restringir nuestra actividad, supuestamente para evitar el desplazamiento de gente y la propagación de la enfermedad, pero queremos DESTACAR que nuestro personal en un 90 % se traslada al lugar de los trabajos por sus propios medios y en el lugar de trabajo, que por lo general es al aire libre. Todas las empresas hemos garantizado que los trabajadores de obras privadas puedan retomar sus tareas, con protocolos que permitan mitigar la propagación del Covid-19, confeccionado en conjunto con la UOCRA y el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Provincia, que se están aplicando estrictamente, fruto del trabajo de concientización del personal con juntamente con Uocra.

Es importante destacar que no se han registrado casos de Covid-19 en las obras de las empresas asociadas a la Cámara.

La Construcción de Obra Privada representa a una actividad productiva que en este contexto contribuye a mejorar la economía de la ciudad y la región, generando un impacto positivo en la economía familiar de nuestros trabajadores. En los primeros siete meses del año tenemos un 10,1% menos de empresas constructoras en la provincia y se perdieron un 30,8% de los puestos de trabajo, el sector no resiste más restricciones para trabajar.

Por todo lo expuesto y debido a que la “Obra Pública” no está alcanzada por estas medidas y puede ser llevada a cabo sin limitaciones, es que solicitamos un trato igualitario y no sufrir restricciones para los Desarrolladores y Obra Privada ya que no hay diferencias entre ambos tipos de obra, que la hagan a una más riesgosa que a la otra, en cuanto a la posibilidad de propagación del virus.