Este mediodía, el primer mandatario anticipó algunas de las medidas que se comunicarán esta noche sobre cómo continúan las restricciones en la zona ante el aumento de contagios por coronavirus.

El gobernador de Santa Fe, Omar Perotti anticipó en diálogo con la prensa algunas de las cuestiones que serán anunciadas esta noche en torno a la potencial decisión de retroceder de fase ante el aumento de casos de coronavirus en el Gran Santa Fe.

Al ser consultado sobre la situación de la zona, aseguró que las medidas se tomarán en consecuencia del “crecimiento de casos en la ciudad con una aceleración en la velocidad de multiplicación de contagios”.

Luego de que Santa Fe capital rozara los 100 casos en un día, Perotti busca ponerle un punto a esto, y cree que es necesario “detener ese aumento”. “Tenemos que hacer un esfuerzo entre todos para acompañar el esfuerzo que viene haciendo el sistema de salud y en la optimización de camas”, sostuvo.

Incertidumbre en el Gran Santa Fe ante el posible retroceso de fase

No obstante, aclaró: “Esto no significa que volvamos a la fase 1, a encerrarnos todos. Hay cosas que hemos aprendido, estamos en una etapa de distanciamiento. Junio, julio y agosto han sido meses prácticamente normales, y hoy tenemos que hacer un respiro, un alto para bajar la velocidad y aprender a convivir con esto. Van a ser varios meses más lo que vamos a tener pandemia mediante y no podemos estar todos encerrados, ni queremos estarlo”, declaró el mandatario.

En cuanto a si las medidas aplicadas en el Gran Santa Fe serían similares a las que rigen en Rosario, Perotti explicó que habrá algunas características en común y otras que se darán de acuerdo a la particularidad de cada ciudad y eso no implica que sean exactamente iguales unas a las otras. “Va a haber modalidades parecidas y otras situaciones que la misma puesta en marcha de las restricciones en la ciudad de Rosario nos permiten saber que en Santa Fe se pueden hacer de otra manera”.

Con respecto Santa Fe y Santo Tomé, el gobernador explica que hay que considerarlos como “el punto central”. Mientras que Rincón y Sauce Viejo, localidades con mucha interacción pero con menos casos, serán sometidas a un análisis por el gran nivel de contacto que tienen con las primeras nombradas.

“Entendemos que Santa Fe y Santo Tomé tienen que estar tomadas con una particularidad porque se ha acelerado en demasía. El sistema de salud de los dos lugares tiene que ser resguardado porque reciben derivaciones de todo el centro y norte de la provincia” agregó.
Por último, indicó que estas medidas servirán fundamentalmente para dar un “respiro para el sistema de salud, para ganar la seguridad que tenemos que tener. Después tenemos que convivir, no hacer lo que querramos, pero si tomando todos los recaudos y los controles” sobre todo evitar las aglomeraciones