El agua de color morado es producto de la contaminación de la industria del cuero, que mueve en el país millones de dólares.

En la localidad paraguaya de Limpio, sí, Limpio, hay una empresa que lleva años contaminando la laguna Cerro hasta acabar con la vida que hay en ella. El color de sus aguas es de un morado tan intenso que pareciera que ha sido retocada con Photoshop. Los vecinos organizados de la zona -a unos 30 kilómetros de Asunción- llevan meses denunciando la actividad de Waltrading SA, una curtiembre (empresa dedicada al cuero) que vertió sus desechos sin ningún tratamiento.

El caso de la laguna de color magenta se volvió mediático después de que el actor Leonardo Dicaprio retomara en sus redes sociales la fotografía de Jorge Saenz, fotógrafo de Associated Press (AP) que retrató la protesta social y la diferencia entre el lado contaminado y el otro sin contaminar.

Tras la repercusión internacional, las autoridades retiraron la licencia a la curtiembre y clausuraron la empresa en la zona. Sin embargo, según recogen los medios paraguayos, la empresa sigue operando pese a la orden de suspender su actividad. El color se debe a la presencia de cianobacterias que se alimentan de las altas cantidades de fósforo y nitrógeno que hay en el agua, tal y como señala un informe realizado por el Ministerio del Ambiente y Desarrollo Sostenible (Mades) y el Centro Multidisciplinario de Investigaciones Tecnológicas (Cemit) de la Universidad de Asunción.

“Normalmente cuando tratamos de fotografiar problemas medioambientales es muy difícil que la foto sea tan gráfica. Me quedé muy asombrado, no creía que la laguna fuera tan magenta antes de ir; desde lejos ya se siente el olor descompuesto del agua”, dice Jorge Saenz a Verne en entrevista telefónica. “Tomé la foto con el dron desde el medio para que se viera el contraste entre la zona muerta de la laguna y la otra con vida”, explica el fotógrafo.

La lucha contra el daño medioambiental que generan las curtiembres, la industria de la carne y el sector pecuario en Paraguay tiene un largo recorrido. Como recoge el medio independiente El Surti, solo en 2016 Waltrading tuvo beneficios por más de dos millones de dólares gracias a sus exportaciones a Brasil. “Las exportaciones de cueros y derivados se encuentran entre las más importantes del país. En julio, según datos de Aduanas, superó a las tabacaleras”, señalan desde el medio digital.

“Las autoridades reaccionaron una semana después de que se hiciera viral la foto. Aunque sea por verguenza y no por política, actuaron”, reflexiona Jorge Saenz. “Los bosques y pasturas de de Paraguay se están quemando para expandir la industria pecuaria, la agroindustria y nadie hace nada. Se arrasan los bosques en Paraguay para meter más vacas y más soja”, dice el fotógrafo.

Saenz dice que está feliz por el reconocimiento a su trabajo por parte de los vecinos de Limpio, pero más feliz aún de que en un mes el Gobierno se haya visto obligado a hacer algo para rescatar la laguna Cerro. “Estuve años haciendo ensayos sobre contaminación de los que se vieron resultados diez años después después de trabajar con mucha paciencia. Ahora en pocos días se consiguió un resultado muy grande”, dice el fotógrafo de AP.

Un trabajador toma muestras de la laguna Cerro, en Paraguay, el pasado 2 de septiembre. Jorge Saenz (AP)