Se trata del primer recluso de la provincia en registrar coronavirus. A raíz de esto, se suspendieron los talleres brindados para los presos en toda la provincia.

El pasado miércoles, desde la cárcel de Coronda se había dispuesto aislar a un interno que presentó un fuerte cuadro febril, lo que representaba un claro síntoma compatible con el coronavirus. El día viernes se le realizó el correspondiente hisopado cuyo resultado se conoció este domingo: fue positivo.

Por ende, se trató del primer recluso de la provincia de Santa Fe en registrar tal diagnóstico. Ante esto, desde el penal se dispuso suspender los talleres brindados para los reclusos en todo el territorio provincial por un lapso de siete días.

El interno que dio positivo se alojaba en el Pabellón 10 y se estudia el nexo epidemiológico: otros reclusos que integran el mismo sector no han registrado síntomas como tampoco lo han hecho los celadores. Estiman que podría haberse contagiado a partir de algún paquete recibido desde el exterior producto que las visitas también están prohibidas.