La compañía hizo oficial el duro momento que atraviesa en el país y anunció los pasos a seguir con sus trabajadores en tiendas, incluyendo a Sodimac.

Falabella acabó con las especulaciones en torno a su salida del mercado argentino y emitió un comunicado este mediodía, en el que aclaró los detalles de la crisis que enfrenta la empresa, atribuida a la situación económica de Argentina.

En el breve reporte a la prensa, la compañía chilena anunció el cierre de cuatro de sus locales en los próximos meses en Buenos Aires -incluyendo a Sodimac- y la apertura de retiros voluntarios para sus trabajadores.

El comunicado completo:

Falabella se encuentra evaluando opciones de rentabilización de las operaciones de sus filiales en Argentina, las que podrían incluir el ingreso de un socio estratégico para las mismas.

Por otra parte, la pandemia aceleró el proceso de digitalización del retail y ha afectado sus resultados. Para adaptarse a esta nueva tendencia y hacer sustentable la operación en el tiempo, Falabella y Sodimac han determinado cerrar cuatro de sus tiendas en Buenos Aires en los próximos meses.

Las tiendas son: dos Sodimac ubicadas en Villa Tesei y Malvinas Argentinas y dos Falabella, Florida 343 y Tortugas Open Mall.

Para acompañar este proceso se ha resuelto la implementación de un retiro voluntario. Este plan, también, incluye a trabajadores de las oficinas centrales.

Aquellos colaboradores de las tiendas que serán cerradas tendrán la alternativa de ser reubicados en otra tienda sucursal.

El año pasado, Falabella cerró uno de sus locales más grandes en el país, ubicado en calle Florida de Capital Federal.

Ahora, trascendió que está buscando un socio para retirar sus inversiones en Argentina. Así, el tradicional local de tres niveles, de la tienda chilena, en el Mendoza Plaza Shopping podría cerrar o pasar a tener otro nombre en los próximos meses.

Consultado sobre esta posibilidad, el gerente general del Mendoza Plaza Shopping, Andrés Zavattieri, manifestó que no cuentan con información por el momento.