En un operativo conjunto entre la Unión Argentina de Trabajadores Rurales (UATRE); Gendarmería Nacional; el Registro de Nacional de Trabajadores Rurales y Empleadores (RENATRE); y el Ministerio de Trabajo, se logró rescatar a un trabajador que se encontraba en condiciones de “semiesclavitud”. El procedimiento tuvo lugar en un campo ubicado al norte del distrito Rufino (departamento General López).

Según pudo averiguar este medio, fue el propio trabajador quien concurrió a la delegación de UATRE en esa ciudad del sur santafesino, para denunciar su situación. A partir de entonces se hicieron las denuncias correspondientes que culminaron en el procedimiento efectivizado recientemente.

Las autoridades pudieron constatar en su inspección ocular que la persona se encontraba en condiciones “inhumanas”: sin heladera, no le pagaban lo que correspondía y hasta le descontaban la luz y las vacas que se morían. De hecho, aseguran que el hombre no tenía ni para alimentarse y lo encontramos comiendo fideos con leche.

Además, estaba sin registrar (en negro) y la vivienda que habitaba reunía todas las condiciones de precariedad. De hecho, no posee casi amueblamiento y ni siquiera reunía los elementos de higiene necesarios.

Al titular del campo, se le inició una causa por “abandono de persona”. En tanto el trabajador rescatado fue trasladado a Venado Tuerto, donde permanece a la espera del resultado de un hisopado, ya que el propietario del establecimiento rural donde trabajaba tiene COVID-19.