Lo indicó el jefe de la UR II de Rosario, Daniel Acosta, quien dijo que se está recurriendo a personal administrativo para patrullar las calles.

El jefe de la Unidad Regional II de Policía de Rosario, Daniel Acosta, reveló que aproximadamente 450 efectivos policiales -entre casos positivos de coronavirus y aislados- no están prestando servicio y que por ese motivo se debió recurrir a personal administrativo para hacer trabajo de patrullaje en las calles.

En una conferencia de prensa que brindó junto a la jefa de la UR II, Jorgelina Llopart, Acosta explicó que “día a día estamos descontando personal por contagio de coronavirus o a causa de aislamientos por contacto estrecho. Al día de hoy, faltan alrededor de 450 efectivos”, argumentó, al tiempo que, como ejemplo, señaló que “ayer (lunes) se confirmó el positivo de Covid 19 de una oficial de la comisaría 2ª, lo cual también determinó el aislamiento de otros doce oficiales pertenecientes a la guardia”.

Acerca de las balaceras en la ciudad que desde el primer día de septiembre hasta hoy provocaron 17 muertes, el jefe de la Policía señaló que “preocupa el aumento de balaceras en distintas zonas; lamentablemente, cobrando vidas. Estamos tratando de maximizar recursos humanos y materiales en esta unidad y trabajando junto a la Agencia de Investigación Criminal (AIC) para esclarecer los hechos y aprehender a sus autores”.

Acosta se refirió además luego al rediseño del sistema de patrullajes que están llevando a cabo juntamente con el Ministerio de Seguridad, que implica además el aumento de patrulleros en las calles (120 más los móviles 0 km que llegarán a la brevedad), la reparación de unidades móviles con desperfectos y la salida a las calles de personal que usualmente se desempeña en oficinas, sobre cuya capacidad descartó objeciones.

A su turno, la subjefa Llopart aportó el dato del secuestro, durante los últimos quince días, de 42 armas de fuego; 17 de ellas, de calibre 9 milímetros. “El personal de calle está respondiendo -agregó- deteniendo también a muchas personas que tenían pedido de captura. Vamos a diseñar un sistema de policiamiento preventivo para llegar a todas las zonas de la ciudad desde donde nos reclaman y seguiremos haciendo hincapié en la presencia en las calles, lo que incluye a Guardia de Infantería, Comando Radioeléctrico, PAT (Policía de Acción Táctica) y Policía Comunitaria. Estamos a la altura de las circunstancias para darles respuestas a la ciudadanía”, aseveró.

Ambos representantes descartaron expresarse acerca de la posible incidencia del comercio de drogas en la generación de todos esos crímenes: “Es materia de investigación”, repitieron y también la chance de se convoque a fuerzas federales: “Estamos tratando de resolver nosotros la situación”, manifestaron.

Los 17 homicidios perpetrados en sólo 15 días y los 144 en lo que va del año son las cifras que Rosario exhibe como muestra de la actividad criminal. Sobre el tema, el titular de la UR II declinó dar una opinión personal. Sin embargo, opinó que “somos parte de la sociedad; nuestros familiares y amigos caminan por esta ciudad, y queremos que se vuelva a confiar en la Policía”.