Fue aprehendido por una presunta conexión con la balacera que derivó en la muerte de la joven.

Un taxista de 49 años fue detenido en la noche del lunes por su presunta conexión con el crimen de Tiziana Espósito, la joven de 14 años asesinada de un disparo en medio de una balacera en su casa. La adolescente recibió un impacto en el cráneo mientras lavaba los platos.

El detenido se presentó en el policlínico San Martín por un cuadro de hipertensión y aseguró que había sido abordado poco antes por los autores del crimen en cuestión. Por ciertas inconsistencias en el relato, el fiscal Ademar Bianchini del Ministerio Público de la Acusación, ordenó la detención. Su situación procesal será resuelta en las próximas horas.

Esta mañana, el ministro de Seguridad de la provincia, Marcelo Sain, aseguró: «Por lo que tenemos hasta ahora, hubo un intercambio de balazos o una persecución a una persona a la que estaban esperando. Sabemos bien quién es esa persona. Y conocemos las relaciones familiares que tiene». Además, reveló: «Se secuestraron más de 20 casquillos en el lugar».

Por último, señaló que los autores del crimen «se fueron en un taxi» de la escena. «Ese taxi fue encontrado del otro lado de la Circunvalación. Se ubicó al taxista cuando era atendido en un centro de salud por un cuadro de hipertensión y quedó detenido. Para el fiscal había elementos para dejarlo preso porque no era consistente su declaración. En este caso estamos trabajando a destajo», cerró.