Hubo balaceras en las zonas norte, noroeste y sudoeste con poco tiempo de distancia. No hay heridos.

Tres viviendas fueron baleadas en la noche del martes en las zonas norte, noroeste y sudoeste de la ciudad. En ninguno de los hechos, en principio sin conexión, se registraron heridos.

La Policía fue solicitada en Pasaje Franco al 1800 cerca de las 2 de la madrugada por un ataque a balazos. La moradora explicó a los efectivos que alrededor de las 22:30, unos hombres pasaron en moto y comenzaron a disparar contra su casa. Un vehículo que estaba estacionado en la puerta recibió varios impactos que pudieron ser constatados.

El otro ataque se dio en Pasaje Ariel al 600 bis. Un hombre realizó la denuncia a la policía y explicó que cuando se iba a acostar a dormir, observó un agujero en la pared de la habitación que da a la calle. Entonces, encontró en el piso una ojiva (la parte delantera de la bala), la levantó y entregó luego a los oficiales.

Pasadas las 22, efectivos fueron solicitados en Castellanos al 3400. Un hombre de 48 años reveló que poco antes se habían escuchado varias detonaciones y que habían sido disparos dirigidos al frente de su domicilio. Según indicó, no sabe quiénes fueron los atacantes