Carolina Subirá expresó que “todavía no se verifica una mejora significativa en la curva de contagios”, y propone “tomar un compás de espera” antes de liberar actividades.

Carolina Subirá, infectóloga y miembro del Consejo técnico Operativo de Covid 19 que asesora al Ministerio de Salud de la provincia, se mostró partidaria de prorrogar las restricciones que impuso el gobierno hace casi dos semanas. “Todavía no verificamos una mejora significativa en la curva de contagios, debemos tomar un compás de espera porque seguimos en alerta sanitaria”, argumentó.

Mañana a la noche se cumplen las dos semanas de restricciones que impuso el gobernador Omar Perotti con el objetivo de frenar la curva de contagios de coronavirus. En la Casa Gris las aguas están divididas entre los que proponen levantar algunas restricciones y los que sostienen la necesidad de prolongarlas.

En esa línea se ubica Subirá. La especialista dijo este jueves que los índices que miden la evolución de la pandemia en la ciudad “no tuvieron una mejoría significativa como para tomar una medida de ampliación de actividades. Seguimos con una ocupación de camas superior al 90 por ciento en el sector público y al 80 en el privado”.

En declaraciones al programa “El primero de la mañana” de LT8, la infectóloga del Grupo Oroño manifestó que el tiempo de duplicación de contagios en la ciudad “sigue siendo inferior a 15 días. Si bien pasamos de 9 a 10, de 10 a 12, el RO bajó de 1,5 a 1,26, pero las camas siguen ocupadas, los casos siguen siendo 500 por día. Realmente seguimos en estado de alerta sanitaria como para tomar una conducta diferente, se deben esperar 14 días para ver si tenemos una respuesta favorable a estas medidas.“Es prematuro decir que estamos fuera de peligro”.

“En el corto plazo esperamos ir desocupando camas, lo más grave llegaría a mediano plazo. Tenemos cuatro semanas por delante en función de las proyecciones que envió el Conicet. Hasta mitad de octubre tendremos que ir viendo cómo se comporta la curva de contagios. Toda persona que se contagió tiene 14 días para que empiece con síntomas. Una vez que empezó con síntomas, al menos en siete o diez días desarrollará un cuadro grave. Y después estará siete días más internada. Entonces, entre 20 y 30 días vamos a medir el impacto de cualquier movimiento que se haga en este momento. ”, agregó.

Subirá remarcó que en este momento “se necesita más que nunca” la conciencia y responsabilidad ciudadana y que todos adhieran a las recomendaciones de los protocolos. “En este momento, lo que una persona sola haga puede afectar a muchos. Entiendo el hastío y cansancio de los seis meses acumulados pero es fundamental cumplir al máximo con las recomendaciones como distanciamiento social, uso de barbijo, quedarse en casa dentro de lo posible”.

“Todavía no notamos una mejora significativa en todos los índices. Creo que podemos tomarnos un compás de espera para seguir evaluando como viene la pandemia”, añadió.