Damián Solari, que conducía el tren este martes por la tarde entre las estaciones de Guernica y Glew, vio al menor desde lejos y logró aplicar el freno de emergencia.

Todo pasó en menos de un minuto. Este martes por la tarde, el conductor de una formación del Tren Roca logró evitar una tragedia cuando accionó el freno de emergencia de la formación y evitó arrollar a un nene que caminaba por las vías.

Todo ocurrió este martes apenas pasadas las 16 horas, cuando Damian Solari, un maquinista de 32 años, se encontraba conducía la formación 5540 del Tren Roca, entre las estaciones de Glew y Guernica, del ramal que une la estación Constitución con Alejandro Korn. Mientras la formación estaba en marcha, el hombre divisó a lo lejos a un menor que caminaba solo por las vías.

En ese momento, el conductor aplicó los frenos para evitar chocarlo “y como es una zona de recta tuvo tiempo de aplicar el freno de emergencia y que la formación se detuviera antes de arrollarlo”, explicaron desde Trenes Argentinos al portal 0221. La maniobra fue captada por las cámaras de seguridad que registraron el tenso momento que vivió el conductor dentro de la cabina y la escasa distancia entre el punto en que se detuvo el tren y donde permanecía parado el nene.

Si bien el nene estaba solo, el conductor explicó luego a las autoridades que desde la misma formación, pudo ver que dos adultos subieron a las vías y se fueron con el nene de la mano. Luego de ese dramático momento, Solari debió reanudar la marcha y continuar hasta la próxima estación.

“¿Qué les pasa a la gente que lo debería estar cuidando? ¿Dónde están? ¿Qué mierda están haciendo?”, escribió indignado Marcos, un colega de Solari, en una publicación de Facebook. “’Estás seis horas sentado moviendo una palanquita’. Me lo dijeron un par de veces ya, pero, en algún momento ¿se pondrán a pensar qué pasa en nuestras cabezas durante esas horas? ¿Saben lo que cuesta bajarse del tren y hacer el click del cambio de humor al llegar a casa? No tienen ni idea la de cosas que vemos por día. Hoy mi compañero salvó una tragedia y llegó a frenar, sino la historia hubiera sido otra”.

Durante todo el miércoles, el perfil de Facebook de Damián se llenó de mensajes y comentarios de aliento y agradecimiento por su maniobra, que evitó una tragedia. “Sos un ángel humano”, decía uno. “Sos un héroe, gracias”, escribió otro. “Te felicito. No fue un milagro, fue tu buena acción en lo laboral que evitó una tragedia”, le comentó también otro usuario.