Chomsky, Naomí Klein y líderes latinoamericanos debaten el futuro del mundo.

Este viernes comienza la Cumbre inaugural de la Internacional Progresista, creada a instancias de Bernie Sanders y el ex ministro de economia griego Yanis Varoufakis. Los candidatos presidenciales Luis Arce, de Bolivia, y Andrés Arauz, de Ecuador, protagonizarán un conversatorio con Alicia Castro, quien destacó: “Tenemos una agenda humanista que plantea un cambio radical de prioridades”.

Entre el viernes y el domingo se desarrollará la Cumbre Mundial Inaugural de la Internacional Progresista, la organización creada en mayo pasado para nuclear los esfuerzos de activistas, movimientos sociales, ambientalistas, intelectuales y medios de comunicación de todo el mundo que luchan por “transformar el orden global y las instituciones que lo conforman”. Bajo el impulso de líderes de la talla del exprecandidato presidencial estadounidense Bernie Sanders, el ex ministro de Economía griego Yanis Varoufakis, y con la participación entre otros de Noam Chomsky y Naomí Klein, este primer encuentro estaba pactado para llevarse a cabo en Islandia, cuya primera ministra, Katrín Jakobsdóttir, integra también la IP, pero la pandemia hizo cambiar los planes, lo que abrió la necesidad de incorporar tecnologías de conectividad para acercar los debates a toda la comunidad.

“Tenemos una agenda humanista que plantea un cambio radical de prioridades. Necesitamos que nos devuelvan el mundo, como dice Varoufakis -explica en diálogo con Tiempo Alicia Castro, designada embajadora argentina en Rusia y miembro del Consejo Asesor de IP- Un mundo que sea sustentable ambientalmente y donde impere el estado de derecho y no el lawfare, donde el capital este al servicio de la producción y del trabajo y no de la usura y por supuesto contra el colonialismo, el imperialismo y que pueda hacer un aporte a la construcción de un mundo multipolar de relaciones iguales y soberanas de personas iguales y con derecho a la felicidad”.

Castro cuenta que la Internacional Progresista nació de la unión de voluntades de Sanders y Varoufakis. El griego, que formó parte del gobierno de Alexis Tsipras, es el creador de DIEM25, el Movimiento Democracia en Europa 2025, que cuenta entre sus adherentes a Julian Assange, el filósofo italiano Toni Negri, el esloveno Slavoj Zizek, el músico ingles Brian Eno.

El senador por Vermont y exaspirante a la presidencia de EEUU por los demócratas, se sumó a la propuesta a través del Instituto Sanders, la fundación desde la que plantea una nueva agenda de debate para el electorado de su país. “Ellos tuvieron en cuenta que hay muchos “think tank” (tanques de ideas) del pensamiento de la derecha pero no hay muchos desde a izquierda o el progresismo”, agrega la ex embajadora en el Reino Unido y en Venezuela.

Por la región, integran IP Rafael Correa, el candidato a presidente ecuatoriano Andrés Araúz, Álvaro García Linera, el brasileño Fernando Haddad, además de las argentinas Alicia Castro y Elizabeth Gómez Alcorta.

En esta primera oportunidad la consigna del encuentro es bien clara y concreta: “Internacionalismo o Extinción”.  La cumbre consistirá en una jornada que comienza este viernes a las 11 horas de Argentina donde Varoufakis presentará una ponencia sobre el postcapitalismo.

Se podrá seguir, con traducción simultánea, en esta dirección Cumbre Inaugural de la Internacional Progresista

Dos horas mas tarde Klein, autora de No logo y La toma lanzará propuestas para reparar las agresiones que sufren el clima, la raza, la economía y la infraestructura. A las 15, Chomsky debatirá con representantes de IP sobre como enfrentar al capital concentrado.

Para los latinoamericanos, el momento clave será desde las 17 horas, cuando Alicia Castro presentará la mesa La Democracia en Latinoamérica, junto con los candidatos a presidentes Luis Arce, de Bolivia, y Andrés Arauz, de Ecuador.

Castro integra el Consejo de Asesores de IP con Gómez Alcorta y explica que el encuentro, organizado junto con la ONG Wiphalas por el Mundo, será un conversatorio en el que se planteará “el modo de reconstruir la unidad regional, que es imprescindible para que haya bienestar en América Latina y el Caribe y cómo terminamos con la desigualdad en un continente enormemente rico y el más desigual del planeta. Y también como vivir en una democracia que no esté amenazada por estos golpes blandos que han secuestrado electoralmente a Evo Morales, a Lula da Silva y a Rafael Correa,”