Delincuentes abrieron fuego en Carranza 800, con un tercer piso como objetivo. Pero ingresaron numerosos tiros en otras casas. De casualidad no hubo heridos. Dejaron un papel.

Otra feroz balacera se reportó este jueves al atardecer desde la zona oeste de Rosario, donde al menos cuatro delincuentes armados pasaron y abrieron fuego contra un edificio Fonavi.

En total se registraron unos 30 impactos de bala en calle Carranza 800 (altura de Mendoza al 7800). Al parecer, el objetivo del ataque era un tercer piso pero ingresaron numerosos tiros en otras casas.

Sólo de casualidad no hubo personas heridas por esta nueva balacera, que confirma una modalidad que se repite casi a diario en la ciudad durante las últimas semanas. De hecho, una similar acabó el lunes con la vida de Ticiana Espósito, una adolescente que lavaba los platos en su hogar de Magallanes al 2700 fuando fue alcanzada por un proyectil.

Tras el episodio de este jueves, una familia con chicos que vive en planta baja del Fonavi contó desde el móvil de El Tres que estaban tomando mates en su vivienda cuando comenzaron a sentir una ráfaga de disparos y todos se tiraron al piso aterrorizados. Allí entraron al menos 14 balas.

“Una bala pasó por al lado de mi cabeza. Volaron vidrios, portarretratos, pedazos de la puerta. Gritamos que se tiren todos al piso, fue horrible”, describió una mujer.

Los tiradores, cuatro encapuchados que bajaron de un coche para abrir fuego, según testigos, dejaron un papel con un mensaje intimidatorio para quienes serían los destinatarios de tal amedrentamiento.