Desde el comienzo de la pandemia los dos hospitales están destinados a cirugías y tratamientos de alta complejidad por fuera de coronavirus. Pero la posible saturación del sistema llevó al gobierno provincial a estudiar refuncionalizarlos. Esta semana llegó personal de enfermería de Santa Fe.

El director del Tercer Nivel de Atención del Ministerio de Salud de Santa Fe, Rodrigo Mediavilla, habló con El Ciudadano y dijo que la situación del sistema de salud de Rosario es crítica. “Venimos viendo una suba en la ocupación de camas que hoy supera el 90 por ciento. No podemos llegar al 100, necesitamos que la gente tome conciencia y se cuide quedándose en casa”, explicó. Para descomprimir el sistema evalúan sumar a los hospitales de Emergencias Clemente Álvarez y Centenario a la atención Covid-19. Los dos centros de salud hoy están destinados a cirugías y tratamientos de alta complejidad y habían sido elegidos en la planificación inicial como espacios libres de atención covid.

El funcionario dijo que en estos meses lograron un aumento del 60 por ciento de las camas críticas y generales de la provincia, pero aun así los recursos humanos son limitados. Por eso, hoy trabajan en la migración de personal de salud desde distintos lugares. Esta semana llegaron 30 enfermeras y enfermeros de Santa Fe para atender en Rosario. Se alojan en la Ciudad Deportiva de Central y estarán en el hospital Eva Perón, de Granadero Baigorria. El paso siguiente será la migración de personal de Buenos Aires, una medida que depende del Ministerio de Salud nacional.

En relación a los recursos humanos de terapia intensiva Mediavilla explicó: “Un médico o una médica tarda 6 años en recibirse y 4 en ser terapista. Eso no lo podemos lograr en seis meses. Lo que si hacemos es readjudicar funciones. Hay especialidades que son afines a emergentogolia, como cirugía, anestesia o clínica médica que tienen manejo de pacientes críticos y que migran”.

En esas readecuaciones, el funcionario señaló que evalúan abrir la atención de pacientes Covid en los dos hospitales que hoy no atienden el virus. Tanto el Heca como el Centenario habían sido destinados al comienzo de la pandemia a ser espacios libres de covid para focalizar la atención de otros problemas de salud y no saturar el sistema, por ser lugares donde se hacen cirugías y tratamientos de distinto tipo. Pero el escenario actual llevó al gobierno provincial a estudiar sumarlos. “Va a depender del aumento de casos”, agregó.

Consultado sobre cómo la ciudad de Rosario llegó tan rápidamente a un escenario de saturación, Mediavilla respondió: “Esta es una pandemia que ha golpeado a los mejores sistemas de salud del mundo. No es falta de planificación. Rosario y Argentina no están fuera de las estadísticas sino que está pasando lo que pasó en todo el mundo con la ventaja de que acá achatamos la curva durante mucho tiempo y preparamos al sistema de salud. Las medidas han sido efectivas pero eso no significa que Rosario no tenga un pico. Depende de la ciudadanía y de lo que haga cada uno para cuidar a los demás cuánto aumenta ese pico”.

Mediavilla recordó lo que vienen repitiendo especialistas, funcionarios y funcionarias: “El coronavirus va a estar un tiempo con nosotros, no es un mes. España ayer tuvo 11 mil casos y Francia 10 mil. Nos tenemos que preparar mentalmente para convivir con este virus y tomar conciencia de que depende de nosotros que el sistema no sature. No esperemos a que esté al 100 por ciento de camas ocupadas”.