El hecho, convocado por redes sociales, se dio en una vivienda del Pasaje 1827. Había menores participando del evento en donde se escuchaba música a alto volumen y se consumieron bebidas alcohólicas

Una nueva fiesta clandestina fue desbaratada este fin de semana en Rosario. En la madrugada de este domingo una gran cantidad de personas se encontraba escuchando música a alto volumen y consumiendo bebidas alcohólicas, en una vivienda de un callejón de la zona sudoeste.

Los policías que se hicieron presentes en el pasaje peatonal 1827 al 6200 constataron la presencia de 31 personas, entre las que se encontraban 15 mujeres y 9 hombres mayores de edad, y otros 7 menores.

Si bien en la requisa realizada no se secuestran elementos de peligrosidad, todos los presentes fueron aprehendidos por incumplimiento al aislamiento y resistencia a la autoridad.

Los mayores fueron remitidos a la comisaría 32ª tras la intervención de Carlos Covani, fiscal de las causas relacionadas con covid-19. En tanto que se libró una consulta a la doctora Romina Cocomazzi, secretaria del Juzgado de Menores 1ª Nominación.

En las últimas horas, el fenómeno de las fiestas clandestinas de propagó por la región. El Ministerio de Salud dispuso el regreso a fase 3 en la localidad santafesina de Carlos Pellegrini. En el transcurso de la semana en Casilda, sorprendieron a más de 40 personas.